12 marzo, 2018

Más de 3 mil nuevos alumnos de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago comenzaron este lunes sus clases. Ansiosos por vivir la experiencia universitaria con el apoyo de moderna infraestructura y equipamiento para la docencia y la investigación, y un claustro académico de primer nivel.

Pero antes de ingresar por primera vez a las aulas, debieron asistir a las Jornadas de Inducción que cada año organiza la Dirección Académica. No solamente conocieron a las máximas autoridades de esa casa de estudios, sino también a sus Decanos, directores de carrera y a parte de quienes desde hoy son sus profesores.

“Somos la segunda institución de educación superior del país, entre las públicas y privadas, con la mayor tasa de retención de estudiantes en primer año”, explica el director Académico, Luis Campos.

Según un estudio del Sistema de Información de Educación Superior (SIES) del Mineduc, más del 87% de quienes ingresan a alguna de sus carreras de pregrado, continúa al año siguiente.

“Disponemos de una serie de dispositivos para que la transición de la educación media a la universitaria sea lo más fluida posible, considerando que las exigencias, los profesores, la dedicación y el contexto, son distintos entre una y otra”.

Ayudantías, minors, tutorías y talleres psicopedagógicos individuales y grupales, forman parte del Sistema de Acompañamiento Académico Complementario (SAAC).

“Favorece la inserción y permanencia; mejora las tasas de aprobación de asignaturas; apoya a quienes presenten dificultades de aprendizaje y potencia la formación de los alumnos más talentosos”.

Es precisamente en la Inducción donde los estudiantes se informan de esas herramientas de acompañamiento a su disposición.

Porque, tal como sostiene el director Académico, adaptarse a la universidad no siempre es fácil.

Desde cómo acceder al sistema de Bibliotecas y la asistencia a laboratorios, hasta las reglas de aprobación y eximición de asignaturas. Todo incide en la formación de profesionales competentes, éticos y socialmente responsables.