A eso de las 11 de la mañana, Fabiana Rosales, periodista y activista de los Derechos Humanos, -esposa, también, del Presidente Encargado de Venezuela, Juan Guaidó- llegó a la Universidad Autónoma para conversar junto al Rector de la casa de estudios, Dr. Teodoro Ribera, sobre la realidad que viven, o como dijo ella “sobreviven”, millones de venezolanos tras la severa crisis política, social y económica que afrontan desde hace más de seis años.

En un auditorio del campus Providencia repleto, por estudiantes autónomos y venezolanos que residen en Chile, Rosales motivó a sus compatriotas a no bajar los brazos y a que se preparen para una pronta vuelta al país. “El venezolano retomó la esperanza. Se dio cuenta que la persona de verdad es quien sale a la calle y sale a luchar”, expresó.

Además, en el mismo conversatorio narró la difícil situación que afecta a sus compatriotas. “El venezolano no vive, sobrevive la crisis. Vemos a muchos niños comiendo de la basura. Eso es un delito de lesa humanidad”, puntualizó.

Respecto a qué la trajo a la Universidad Autónoma, la periodista de profesión argumentó que lo más importante es transmitir este mensaje a los jóvenes y que ellos se den cuenta de que cuidar valores tan preciados como la democracia y la libertad “no (deben) estar nunca en juego”.

Por su parte, el Rector de la institución detalló que la venida de Fabiana Rosales se atribuye a que “ella es una persona relevante en el ambiente político hoy en día. Además, es la posibilidad que tienen los alumnos de saber de primera fuente qué es lo que pasa en Venezuela. A nosotros nos cuesta entender que un país con gente culta, y con una gran capacidad económica, esté hoy sumido en una crisis social, política y económica”.

Finalmente, el Dr. Teodoro Ribera agregó que “cuando un país como Venezuela está en una crisis, nosotros tenemos que preguntarnos, primero, el porqué y, segundo, cómo podemos ayudar. No solamente recibiendo a quienes migran buscando seguridad, sino que también involucrándonos para que a eso se le ponga fin y se restablezcan las libertades fundamentales”.

Menú
Open chat
X