7 septiembre, 2018

Un interesante análisis realizó el Dr. Juan José Fernández, académico investigador de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma de Chile, ante los planteamientos de diferentes expertos sobre la relación entre los altos índices de contaminación existentes en ciudades como Temuco y Quintero y la posibilidad que estos generen cáncer.

A través de una columna de opinión, el experto señaló que “durante estos días se escuchan protestas por la contaminación existente en Quintero debido a los vertidos de nitrobenceno al ambiente, afirmándose que pueden causar cáncer a corto plazo entre sus habitantes. Se sabe que todos los compuestos derivados del benceno tienen un potencial carcinogénico intercalándose en el ADN, modificando la expresión de genes oncogénicos y aumentando la predisposición a ciertos tipos de cáncer”.

Agregó que “los gases emanados de los vertidos en Quintero tienen altas concentraciones de nitrobenceno, compuesto químico usado como precursor de otros compuestos. Uno de ellos es la amilina, para fabricar espuma de poliuretano, productos químicos agrícolas, pinturas, antioxidantes, estabilizadores del caucho, herbicidas, barnices y explosivos. Éste compuesto químico es tóxico cuando se inhala, ingiere o en contacto con la piel; pudiendo provocar metahemoglobicemia que es una enfermedad causada por un daño en la proteína hemoglobina haciéndola incapaz de transportar oxígeno. Se ha demostrado su relación con el cáncer de bazo en ratas sometidas a exposición prolongada. Otros compuestos del nitrobenceno son fármacos como un compuesto precursor del paracetamol. El nitrobenceno es considerado carcinogénico por la Agencia de Protección Ambiental de Estado Unidos  y clasificado por la International Agency for Research on Cancer como carcinogénico del grupo B, causante de adenomas y carcinomas de hígado, riñón y tiroides”.

Respecto a Temuco, Fernández sostuvo que “el problema viene dado por el beneno pireno, compuesto químico producido por la combustión de leña. Es mutagénico,  es decir, que produce cambios en el ADN, sin necesariamente provocar cáncer; y carcinogénico (cambios en el ADN que provocan cáncer). Hace tiempo se demostró que era responsable del cáncer de pulmón en personas fumadoras por estar presente en el tabaco. El benceno pireno provoca mutación directa en el gen K-Ras, perteneciente a la familia de genes Ras responsables del crecimiento y desarrollo de las células, induciendo el desarrollo de cáncer”.

Desde este punto de vista “la exposición por vertido ocurrida en Quintero, es aguda y puntual. Sin embargo, la contaminación existente en Temuco y otras ciudades del sur de Chile, es prolongada y masiva a lo largo del año. Entre los causantes de este problema encontramos principalmente la combustión de leña y el incremento de tráfico rodado, destacando los vehículos diésel que son cada día más populares. Si bien los últimos modelos de automóviles son más respetuosos, también depende de la calidad del combustible y de una mantención adecuada” detalló el académico de la Autónoma.

Es por esto que el investigador dijo que “entre las medidas que se proponen para mitigar los efectos de la contaminación, la administración pública debería hacer hincapié en la fiscalización adecuada y en un plan de respaldo no punitivo para incentivar el uso de tecnologías más limpias. Confiemos que esto suceda a la mayor brevedad por la salud de todos y el deseado ahorro público en el ámbito sanitario”.