23 agosto, 2017

En virtud de la calidad de su claustro académico y sólido plan de estudios, a las fortalezas en el desarrollo de la investigación y al apoyo institucional, el Consejo Nacional de Educación (CNED) resolvió acreditar al programa de Doctorado en Historia por 2 años, entre agosto de 2017 y agosto de 2019.

Se trata del primer programa de Postgrado acreditado de la Universidad Autónoma de Chile, que también cuenta con los programas de Doctorado en Derecho y Ciencias Biomédicas, además de una decena de Magíster y especialidades médicas y odontológicas.

Al respecto, el Vicerrector de Investigación y Postgrados de la casa de estudios, Dr. Iván Suazo, destacó que esta acreditación “nos llena de orgullo, ya que se trata de un hito institucional que constituye en reconocimiento a la calidad y pertinencia de nuestros programas, y nos permite seguir avanzando en esa misma línea sobre la base de un sólido apoyo institucional”.

El Doctorado en Historia es un programa de carácter académico que nace en 2013 y depende del Instituto de Estudios Sociales y Humanísticos. Se dicta mediante la modalidad presencial, es de dedicación exclusiva y en jornada diurna. Tiene una duración estimada de tres años (6 semestres), contando actualmente con un 73% de estudiantes extranjeros y acceso a recursos bibliográficos internacionales de alto nivel, como el Fondo Bibliográfico de la Universidad de Sevilla en temas americanistas.

Posee 23 académicos del ámbito de las Ciencias Sociales y Humanidades, mientras que su claustro está compuesto por 18 académicos con el grado de Doctor, de los cuales 12 cumplen con los criterios de productividad exigidos por el Comité de Área de Humanidades. En ese sentido, los profesores del claustro cuentan con 273 publicaciones en revistas indexadas y 74 proyectos de investigación, desde 2011 a la fecha.

El perfil de egreso apunta a que los graduados puedan desarrollar investigación histórica con enfoques interdisciplinarios, actuales y reflexivos con el fin de contribuir a la generación de un conocimiento científico que responda a las problemáticas y desafíos de las sociedades contemporáneas. Asimismo, busca desarrollar con rigor la docencia especializada en el área de la Historia a nivel universitario, en un contexto tanto nacional como extranjero; desarrollar individualmente trabajos de investigación histórica; integrarse y liderar equipos de investigación; además de formular proyectos concursables.