5 Junio, 2017

A lo largo del tiempo, la periodicidad e impacto de las catástrofes en Chile ha dado lugar a la creación de una serie de prácticas, comprensiones y representaciones sobre estos eventos, como también de la relación de los habitantes con su territorio.

Ese es uno de los tópicos principales que aborda el libro “Temblores de Tierra en el Jardín del Edén. Desastre, memoria e identidad. Chile, siglos XVI-XVII”, del Dr. Mauricio Onetto, docente investigador de la Universidad Autónoma de Chile.

La obra reflexiona acerca de los vínculos entre los grandes movimientos telúricos, la memoria y la identidad desde los orígenes de Chile.

“La hipótesis que guía el libro -explicó Onetto- es que las catástrofes moldearon un registro discursivo que ponía en evidencia una victimización reiterativa por parte de los habitantes, que sacaron réditos políticos de ello, junto con una idealización constante de la fertilidad de la tierra y su geografía, inicialmente como contrapartida para que no fuera todo tan negativo y pudiera perdurar la conquista”.

Ese discurso, que establecía una tensión y operatividad entre el desastre y las potencialidades de la tierra, “quedó instalado políticamente en la memoria colectiva como un rasgo de identificación, lo que se podría extrapolar, incluso, hasta el día de hoy”.

El libro, editado bajo el sello del Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, fue presentado el pasado 13 de junio en el Archivo Nacional de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Miraflores 50, Santiago).