19 Mayo, 2017

Profesionales que hoy se desenvuelven en distintos ámbitos dieron vida al conversatorio con el que la Carrera de Ingeniería Civil Industrial de la Universidad Autónoma de Chile conmemoró el Día del Ingeniero.

La actividad contó con la participación de estudiantes de la carrera anfitriona y también de alumnos del Liceo Bicentenario de Temuco y Camilo Henríquez, que fueron invitados de acuerdo a su interés y tuvieron la oportunidad de conocer la experiencia de Andrés Molina, ingeniero que se desenvuelve en la política; Emilio Guerra, que aporta al área de la educación;  y Alejandro Henríquez, que por años se ha desempeñado en el servicio público.

Jorge Peña, habló de la ingeniería y su experiencia en el emprendimiento; Javier Lobos, sobre la ingeniería en la empresa; y Ximena Petit, deleitó a los presentes por el hecho de una mujer dedicada a la investigación, teniendo ya dos patentes inscritas.

Manuel Castillo, director de la Carrera de Ingeniería Civil Industrial, señaló que inicialmente el ingeniero se orientaba al área militar y que con el tiempo se acuñó el término de ingeniero civil para poder diferenciarlos y porque se desarrollaban en diferentes áreas.

En este contexto, destacó que el ingeniero civil industrial de la Universidad Autónoma de Chile tiene competencias disciplinares bastante fuertes en ciencias básicas, en ingeniería civil aplicada y puede proyectarse en amplios campos laborales. “Esta actividad es una muestra de ello, porque tenemos un ingeniero en la política, en el servicio público, en emprendimiento, en la educación y otros”, precisó.

El académico aseguró que el ingeniero puede estar donde quiere y en el área que le interese desarrollar. Con su iniciativa, con su lineamiento y visión sistémica puede aportar en distintos ámbitos. No está circunscrito sólo al área de la industria”, puntualizó Castillo.