En una emotiva ceremonia de investidura realizada en forma virtual, 31 estudiantes de Pedagogía en Historia, Geografía y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, recibieron la piocha que marca el inicio de sus prácticas profesionales llevadas a cabo en distintos establecimientos educacionales de la Región del Maule.

La Decana (I) de la Facultad de Educación, Dra. Marta Ríos, brindó unas palabras para los estudiantes y sus familias, presentes en la instancia de forma virtual, debido a la crisis sanitaria actual. “Este es un hito que, como Facultad de Educación, se ha ido replicando año tras año. Donde es una ceremonia íntima en la que ustedes inician su trayectoria hacia su vida profesional. Estamos en un momento distinto, si bien su práctica profesional no es presencial, como nos hubiera encantado, pero sí en esta práctica que es a distancia, algunos están teniendo la oportunidad de hacer clases sincrónicas y otros apoyando a los docentes. Es una experiencia de práctica distinta, que les está dando otras herramientas y desarrollando competencias que les permitirán a futuro desenvolverse como docentes del siglo XXI. Este hecho marca un hito en su vida formativa y estudiantil. Yo creo que esta práctica es un aporte importante a los docentes que están en las aulas y sobre todo a los estudiantes. Como facultad hemos hecho la apuesta de atrevernos a hacer unas prácticas virtuales con todo lo que implica, pero creo que es necesario entregar un aporte, tanto a los estudiantes en casa como a los profesores en ejercicio, que de un día para otro se encontraron con la tecnología y con la elaboración de recursos pedagógicos audiovisuales”, destacó Ríos.

Por su parte, el director de la carrera de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, Dr. Francisco Gallegos, a través de la experiencia vivida por el escritor José Donoso y las dificultades que tuvo para escribir “El Obsceno Pájaro de la Noche”, que demoró ocho años en terminar y que se convirtió finalmente en una de las obras canónicas de la literatura de habla hispana, centró su discurso en cómo las dificultades pueden ser vistas como una oportunidad. “La pandemia ha provocado problemáticas sanitarias y mundiales, como pocas veces en la historia ha sucedido. Sobre la educación recaen muchas de esas problemáticas, qué duda cabe. En Chile, miles de escuelas y liceos han debido cerrar sus puertas. En esta instancia, quiero felicitar a los estudiantes, quienes no solo han querido enfrentar la pandemia en lo personal, sino que también han visto este periodo como una oportunidad para aportar a un sistema educativo en crisis. Tal como le sucedió a José Donoso, los momentos críticos son una oportunidad para reconstruir la historia y porque no, para hacerla mejor. Ante todo, el día de hoy destaco la locura y la valentía, con que estos 31 estudiantes, han asumido este desafío. Se atreven a realizar su formación desde la incomodidad de sus hogares, exponiendo incluso sus espacios íntimos para ser un aporte clave a la educación. Admiro a cada uno de ustedes”, detalló Gallegos.

Mediante la activación de sus cámaras, los jóvenes mostraron cómo sus padres les entregaban la piocha, a modo de símbolo del gran paso que asumen en los distintos establecimientos educacionales del Maule.

El estudiante Jhon Magaña, quiso entregar unas palabras en la investidura, de forma personal y también en representación de sus compañeros. “Nadie hubiese pensado que esta ceremonia se llevaría a cabo de forma virtual, sin embargo, esto no es impedimento para que el orgullo de estas instancias como estudiantes florezcan, como tampoco es impedimento para que las emociones fluyan, desde la calidez de nuestros hogares. Hoy es un día para sentirnos orgullosos, llegar hasta acá no ha sido nada fácil. Hoy también es una instancia para reconocer a las personas que están con nosotros, quienes nos levantaban de nuestras caídas y quienes nos secaban las lágrimas en nuestros momentos de frustración, nuestra familias y seres queridos. Me gustaría agradecer a cada uno de los docentes, que nos formaron con un pensamiento crítico, comportamiento ético y promoviendo la responsabilidad social que nos permite ser entes activos en nuestras comunidades. Finalmente quiero hacer un reconocimiento a mis compañeros por llegar a estas instancias finales, por su entrega y por sus ganas de aprender a enseñar”, finalizó Magaña.

Menú
Open chat
X