Jennifer Fernández, estudiante de Psicología de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago, siempre ha estado vinculada a la acción social. Para ella es importante generar una fructífera conexión entre la academia e instituciones relevantes del entorno orientadas a apoyar a personas, familias y comunidades. “Es una manera de estar al servicio de otros, que forma parte del espíritu de mi carrera”.

Por eso no dudó en participar de la Escuela de Formación de Voluntarios junto a más de 20 alumnos, en la que abordaron temas como el liderazgo y el trabajo colaborativo a partir de la revisión de conceptos y dinámicas de grupo.

“Creo que actividades como esta entregan herramientas que te pueden dar conocimiento, que luego lo llevas desde un ámbito personal hacia una postura de servicio colectivo”.

Y le da más sentido a su trabajo de voluntariado. “Conocer diversas ideas y ser capaces de escucharlas, aunque la tuya sea en una postura distinta, también ayuda a que podamos crear algo en común, algo más grande”.

La Escuela de Formación de Voluntarios se define como un espacio de formación en ámbitos principalmente de responsabilidad social, coherente con uno de los ejes del Modelo Educativo de la Universidad Autónoma de Chile.

“Esta es la quinta versión de la Escuela”, explica la Coordinadora de RSU, Alejandra Cofré. “Cada año cambiamos los temas a tratar y los relatores. Este 2019 trabajamos en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, con apoyo de AIESEC Chile”.

No necesariamente los estudiantes que participan se involucran activamente en acciones de voluntariado, “pero si lo hacen -dice Cofré- queremos entregarles las herramientas que les permitan aprovechar los conocimientos y competencias asociadas a su profesión”.

Es decir, llegar a visualizar la experiencia comunitaria y las actividades solidarias como una forma de ejercer su propia responsabilidad social.

Menú
Open chat
X