Vestir por primera vez el uniforme clínico es un momento trascendental en la formación de cualquier estudiante del área de la Salud. A partir de ese momento, comienzan a ser identificados por sus pares y pacientes como profesionales en formación.

Para los alumnos de Enfermería de la Universidad Autónoma de Chile coincide con las primeras prácticas en hospitales y centros en convenio en el marco de las actividades curriculares de la asignatura Gestión del Cuidado, correspondiente a segundo año.

Ese hito está representado por la Investidura, ceremonia en la que reciben simbólicamente sus uniformes acompañados de sus docentes y familiares, que en Santiago este 2019 correspondió a más de 180 futuros enfermeros.

“Hoy es un día muy significativo”, señaló en su discurso la directora de carrera, María Angélica Vásquez. “Una nueva generación de jóvenes, con aspiraciones y sueños, ha cumplido la primera etapa de su trayectoria de pregrado”.

“Hoy comienzan a recorrer otro camino que los irá acercando día a día con mayor fuerza a la disciplina”, que desde sus inicios en 1850 ha evolucionado en lo conceptual, teórico y empírico hacia “una disciplina con gran sentido humanista, donde el centro del cuidar es la persona”.

“Esa ayuda que solamente se orienta a la rehabilitación o recuperación de salud, sino también a la promoción y la prevención como pilares de una mejor condición de vida”.

Subrayó que “la sociedad actual demanda una mayor calidad técnica y humana en la atención de salud, lo que nos exige garantizar en los estudiantes la adquisición de competencias acordes a ese desafío”.

Por lo mismo, la directora de Enfermería reafirmó el compromiso de todo el equipo académico de la carrera de guiar a nuestros estudiantes con exigencia, rectitud, lealtad y liderazgo, necesarios para la formación de profesionales íntegros y socialmente responsables.

 

Menú
Open chat
X