CAPSI de la Universidad Autónoma analizó temática de la masculinidad y los desafíos para la intervención social

El Centro de Atención Psicológica (CAPSI) de la Universidad Autónoma de Chile realizó la charla «Masculinidades y desafíos para la Intervención Social», a cargo del Doctor en Estudios Interdisciplinares de Género y docente de la casa de estudios, Rodrigo Azócar, con el objetivo de reflexionar en torno a las masculinidades, respecto de sus características y las representaciones relativas a los hombres.

“Cuando hablamos de masculinidades estamos refiriéndonos principalmente a aquellas normas que nos harán analizar cómo se debe comportar, qué debe hacer, cuáles son las características de un hombre en el contexto de una construcción cultural. El segundo elemento tiene que ver con construcciones simbólicas asociadas a los varones. Lo masculino siempre se ha entendido como un modelo ideal y esto es muy relevante porque el vivir la masculinidad va a estar principalmente dado por un ideal y sabemos siempre que cuando queremos llegar a un modelo, van a haber muchas personas que no lo van a alcanzar. Aquel modelo no es un modelo fijo, incluso pueden convivir diferentes formas de ser masculino”, detalló el docente.

El investigador también hizo hincapié en los postulados de la antropóloga y escritora argentina, Rita Segato, que hacen referencia a los mandatos de la masculinidad. Segato propone entender que la masculinidad se va construyendo en función de ciertas tareas, que tienen un elemento central que es la violencia, la obligatoriedad, la función de obligar al otro para que en la medida que cumpla con estos mandatos está siendo parte de un contexto masculino y, por tanto, podría ser entendido como varón, como un hombre que está dentro de un contexto de masculinidad. “La propuesta de Rita es súper interesante porque además está pensada desde un contexto de América Latina, donde la masculinidad está muy vinculada a los contextos de violencia, al ejercicio de la violencia. Violencia que puede estar en el contexto más íntimo o en un contexto social, cultural, político y económico donde el ejercicio de la masculinidad se expresa en aquellas acciones de violencia, que pueden tomar forma, por ejemplo, de una política social que reprime a un contexto en particular. Puede estar dado por contextos sociales o culturales en los cuales las interacciones están dadas por obligatoriedades masculinas que nos exigen a generar espacios de violencia y nos invita a reflexionar cuáles son los contextos de la vida cotidiana en los que estos elementos están vinculados al ejercicio de los masculino”, describió Azócar.

Dentro de los desafíos en la intervención social respecto a masculinidades, el investigador reflexionó futuros retos para el estudio de las ciencias sociales.  “La masculinidad está directamente vinculada con el no respeto al medio ambiente y ese es un cuestionamiento que debemos hacernos a través de las ciencias sociales, de las diferentes disciplinas, para actuar ya. En segundo lugar, una crisis social en el mundo, en América Latina, que evidentemente va a traer mayores consecuencias una vez que avancemos en esta pandemia y, de hecho, ya se están observando los efectos. Es necesario comprender entonces cómo los elementos de la crisis económica van a generar dificultades en la salud mental, que evidentemente va a traer consecuencias para nuestras profesiones y por último, diría yo, una alerta en algunos retrocesos en materia de derechos humanos a nivel mundial, que debemos estar atentos y que nos debe guiar, además, para ir construyendo un proceso de vinculación con sujetos de intervención que nos permitan respetar los elementos para escenarios complejos en tema de derechos humanos” afirmó.

Por su parte, la directora de Psicología de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, Mg. Claudia Badilla, agradeció la instancia de conversación y análisis. “Para nosotros siempre es muy grato poder realizar actividades como esta que son espacios de reflexión, de aprendizaje también y de poder compartir instancias como facultad. Estamos viviendo momentos muy difíciles, pero también la virtualidad nos ha dado la posibilidad de realizar estos encuentros con mayor frecuencia y eso creo que debemos aprovecharlo”, finalizó la directora.

Menú
Open chat
X