La Dirección de Asuntos Estudiantiles organizó la actividad denominada “El Árbol de los Sueños”, cuya finalidad es reunir regalos de Navidad para entregar a niños pertenecientes a organizaciones del Sename y jardines infantiles de la Junji. En esta acción, jugaron un importante rol los funcionarios y alumnos de la casa de estudios, quienes se encargaron de comprar los obsequios solicitados por los pequeños y de esta forma cumplir su sueño navideño.

De esta manera, niños de entre 3 y 12 años participaron activamente de la actividad en que recibieron los presentes, que además incluyó una jornada recreativa con baile, juegos inflables y golosinas. La directora de la DAE, Katherine Valenzuela, entregó detalles de la actividad: “Cada año invitamos a diferentes niños de algunas residencias u hogares de menores para que le pidan un deseo al viejito pascuero. Cada uno de los funcionarios de la universidad y también nuestros estudiantes, apadrinan a uno de estos niños y hoy los regalos son entregados por el viejito pascuero. Nos acompañan 65 niños de dos residencias del Sename y también un jardín infantil de la Junji. La idea no es solamente la entrega de regalos, sino que puedan venir a la universidad a vivir un día recreativo, a conocer a otros niños, a comer cosas ricas y a jugar”, destacó Valenzuela.

Los centros educativos disfrutaron de una jornada diferente con la entrega de regalos por parte del viejito pascuero, quien se presentó en el gimnasio de la Universidad Autónoma y saludó afectuosamente a los pequeños que lo miraron sorprendidos. “De nuestro jardín invitaron a 20 niños. Por medio de una selección los trajimos a esta instancia que la encontramos muy novedosa, muy linda y de la que estamos muy contentos por haber participado”, dijo Mariela Concha, educadora del jardín infantil “Payasito”, perteneciente a la Junji.

Al igual que los funcionarios, los estudiantes jugaron un importante rol, ya que además de apadrinar a un pequeño, formaron parte del voluntariado que hizo posible la realización de esta mágica jornada. Rodrigo Bobadilla, estudiante de Psicología, fue parte de esta experiencia y la calificó como positiva. “En lo personal, me llamó mucho la atención la actividad, por eso quise ser partícipe, ya que todos los niños se merecen una Navidad feliz. Estoy contento de participar, ha sido una bonita experiencia en lo personal”, finalizó el estudiante.

Menú
Open chat
X