Hace más de cuatro años falleció la pequeña Emilia Silva Figueroa, de nueve meses, quien fue atropellada por un conductor bajo los efectos del alcohol. Esta semana, tras el término de las fiestas patrias, Carabineros de Chile declaró que la cifra de muertes por accidentes viales es 43% menor a la del año pasado en la misma fecha, siendo el número más bajo desde 2002.

“La Ley Emilia ha sido particularmente exitosa. En tres años ha bajado un 33% de los fallecidos por conductores en estado de ebriedad. En ningún otro país existe un caso como éste”, comentó el Vicepresidente de Fundación Emilia, Benjamín Silva, en una charla a estudiantes de la Universidad Autónoma de Chile Santiago.

Actualmente, la casa de estudios tiene un convenio de colaboración con la fundación, “donde tenemos estudiantes que son monitores y realizan capacitación vial en distintos establecimientos educacionales. A raíz de eso quisimos hacer un coloquio para que nuestros alumnos estén informados sobre las cifras de accidentes y la responsabilidad de cada uno de ellos”, explicó la directora de Pedagogía General Básica de la Universidad Autónoma de Chile, sede Santiago, Paola Schönffledt.

Alrededor de 100 jóvenes participaron en la actividad, cuyo objetivo fue sensibilizar la conciencia ciudadana sobre los deberes y derechos que implica la seguridad vial y los comportamientos en los espacios públicos.

Menú
Open chat
X