“Es fundamental que, como estudiantes, podamos conocer el trabajo del MINEDUC para modernizar la institucionalidad de la educación parvularia en Chile, porque cuando nos titulemos será nuestro parámetro de evaluación profesional”.

Así lo señaló la alumna de tercer año de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago, Pamela Bolton, durante un conversatorio en que esa carrera analizó el nuevo Marco para la Buena Enseñanza en Educación Parvularia, que hoy está en etapa de validación.

Destacó que su valor es “que sistematiza el desempeño, los conocimientos y habilidades que debemos adquirir a lo largo de nuestra formación, tomando las características de la educación parvularia, que son diferentes a los otros niveles de la educación”.

La Coordinadora de Prácticas de Pedagogía en Educación Parvularia, magíster Juana Arancibia, recordó que el marco regulatorio actual no considera los criterios de cada dominio de la profesión, en la que se no se habla de “clases” sino de “experiencias de aprendizaje”.

“Al incluir pautas específicas sobre qué debe saber la educadora, cómo adquirir esos conocimientos y cómo aplicarlos, vamos a preparar a nuestras estudiantes en base a estándares claros y conocidos”.

En el debate también participó Martín Reyes, estudiante intercambio del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad Autónoma Benito Juárez de México.

Ambos países, dijo, están conscientes de la importancia de la evaluación docente. “Es muy importante, pero se tiene que usar como un fin para para que optimice su labor y brinde mejores espacios de aprendizaje, y no como un instrumento de poder”.

Menú
Open chat
X