Como respuesta al escenario pospandemia que deberemos enfrentar como sociedad, el Centro de Innovación y Emprendimiento (CEI) de la Universidad Autónoma de Chile, a nivel corporativo, realizó la iniciativa denominada “Hackathon Autónoma Activa 2021”, un concurso en el que, a través de diferentes retos, los participantes realizaron proyectos relacionados con el bienestar social, sustentabilidad, economía colaborativa, turismo, entre otras temáticas, las cuales forman parte de los objetivos de Desarrollo Sostenible implementados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En el concurso participaron estudiantes de enseñanza media y universitarios de diferentes lugares de Chile, y luego de tres días de competición, el proyecto del equipo del Liceo Abate Molina de Talca resultó vencedor en esta Hackathon en la Región del Maule.

De esta manera, en una importante ceremonia y respetando todas las normas sanitarias, en la Universidad Autónoma de Chile, sede Talca, se hizo entrega del premio a los cinco estudiantes que integraron el equipo del proyecto Palyc, Programa de Asistencia para Limitación y Complicaciones, destinado a ser utilizado por adultos mayores, con el cual el grupo se planteó aportar en las áreas de salud y bienestar, poniendo énfasis en la reducción de desigualdades.

PREMIACIÓN

La ceremonia de premiación fue presidida por el Vicerrector de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, Dr. Juan Tosso, quien aprovechó la instancia para felicitar a los estudiantes. “Estamos muy orgullosos de que la Región del Maule, Talca específicamente, haya recibido este premio. Esta es una competencia que realiza la universidad a nivel nacional para innovadores. Es un orgullo para nosotros como talquinos, ver que el Liceo Abate Molina logró este premio. Un grupo de muchachos que se ha esforzado junto a sus profesores, de manera que estamos muy satisfechos y esperamos que este concurso se realice año a año”, puntualizó la autoridad universitaria.

Por su parte, la Vicedecana de la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, Mg. Jennifer Rivera, destacó la oportunidad de acercar a los estudiantes a la casa de estudios a través de esta iniciativa. “Esta es una instancia de acercamiento hacia potenciales talentos. Es muy interesante poder detectar nuevos talentos en materia de innovación, de creatividad e instalar, en el fondo, esta temática en los jóvenes. Yo creo que, en general, son bastantes creativos y muchas veces lo que falta es poder estructurar estas ideas. Ejercicios como este, el de la Hackathon, les permitió desarrollar no solo la creatividad, sino también el trabajo en equipo y la manera de organizarse para transformar sus ideas en acciones concretas respecto de las propuestas iniciales que tenían. Para nuestra facultad, sin duda, es una instancia de vinculación con las futuras generaciones de gran profundidad y que, además, nos permite aprender muchísimo respecto de las propias ideas que tienen los estudiantes de enseñanza media”, afirmó Rivera.

PROYECTO PALYC

Centrándose en los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la ONU, los estudiantes de la Región del Maule basaron su proyecto en las áreas correspondiente a Salud y Bienestar, sumando a ello lo referido a la reducción de desigualdades. Así nació la aplicación Palyc, un programa de asistencia para limitaciones y complicaciones de los adultos mayores, el cual puede ser utilizado en dispositivos móviles.

Según explicaron los estudiantes, el sistema presenta múltiples beneficios, siendo uno de ellos contar con toda la información en un solo lugar, y lo más importante, poseer un diseño ligero, intuitivo y de fácil acceso para personas que no tienen un real dominio de las nuevas tecnologías. La aplicación incorpora de manera integral y personalizada las diferentes áreas de la vida cotidiana como salud, finanzas, entretenimiento, movilidad y transporte, entre otras categorías.

La estudiante Francisca Guerra, una de las líderes del proyecto, describió lo que significó participar en el concurso y conseguir el primer lugar. “Estamos muy felices como grupo de haber participado en esta experiencia. Logramos avanzar con temas que veníamos desarrollando desde hace años en el liceo y que si se llevara a cabo el proyecto podría ayudar a gran parte de la población, así que estamos muy felices por habernos llevado este reconocimiento. El mayor inconveniente fue el tiempo, haber planificado todo en tan poco tiempo, pero se logró”, afirmó la estudiante.

Por su parte, el docente del Liceo Abate Molina y mentor del proyecto, Profesor Julio Muñoz, se refirió al desafío tomado por los estudiantes. “Como profesor me encantan los desafíos. Este año esperaba un desafío y surgió justamente esta invitación de la Universidad Autónoma y le propuse a ciertos grupos para ver quien quería tomarlo. Sabíamos que estábamos trabajando con mucha dedicación, con mucha responsabilidad y atendiendo a las distintas sugerencias que hizo el profesor y el grupo organizador. Yo fui viendo el trabajo paso a paso y pensé que íbamos a estar dentro de los primeros lugares. Como profesor me siento altamente gratificado porque este grupo de jóvenes aceptó el desafío, llegó hasta el final y resultó ser premiado. Eso para mí es un doble reconocimiento también”, finalizó Muñoz.

Menú
Open chat
X