La confianza empresarial de la región, medida por el ICE Maule, un índice que elabora la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile con metodología de la Universidad del Desarrollo y el apoyo de la Asociación de Industriales del Centro (ASICENT), avanzó en el mes de julio desde “muy pesimista” hasta “pesimista”, mostrando una atenuación del pesimismo registrado por los empresarios en los tres meses anteriores aunque sin modificar el promedio móvil trimestral del indicador que permaneció en el nivel “muy pesimista”.

El informe da cuenta que si bien la confianza en todos los sectores continuó ubicándose en terreno pesimista, en dos de ellos mejoró y en tres se mantuvo. Así, el detalle indica que en el sector Comercio se atenuó el pesimismo, pasando desde “extremadamente pesimista” hasta “muy pesimista”, evolución similar a lo que se vio en Industria que pasó desde “muy pesimista” hasta “pesimista”, mientras que en los sectores Construcción, Agrícola y Financiero se mantuvo el nivel registrado en junio, el primero en “muy pesimista” y los últimos en “pesimista”.

Respecto de las percepciones, las seis categorías que mide el Índice de Confianza Empresarial (ICE), continuaron ubicándose en terreno pesimista en julio, aunque en dos aumentó la confianza, en tres se mantuvo y en una disminuyó. De esta manera, las percepciones relativas al Precio de los insumos y Número de trabajadores avanzaron ambas entre junio y julio desde “extremadamente pesimista” hasta “pesimista” la primera, y hasta “muy pesimista” la segunda, mientras que Demanda nacional, Situación del negocio y Situación de la economía mantuvieron el nivel de junio, ubicándose en “extremadamente pesimista” la primera y “muy pesimista” las dos últimas. Finalmente, la percepción sobre la Posición de inventarios retrocedió desde “neutral” hasta “moderadamente pesimista”.

La Vicedecana de la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile, Mg. Jennifer Rivera, explicó que esta última medición del ICE arrojó datos interesantes respecto de lo que venía mostrando el indicador en los meses de abril, mayo y junio, períodos en que la confianza alcanzó su peor nivel desde que comenzó a ser medida a través de esta metodología. “Lo anterior claramente va en línea con los resultados que hemos estado observando en relación a las cifras de actividad económica, inflación y otros indicadores que hemos ido conociendo, y también, a mi juicio, responde a las proyecciones que se están realizando respecto de los efectos favorables que se espera tengan las etapas de desconfinamiento sobre la intensidad y el ritmo de la actividad económica, inyectando con ello también algo de optimismo a los mercados. Destaco, además, que el resultado obtenido muestra un nivel de concordancia muy importante con el Índice de Confianza Empresarial a nivel nacional, que también da cuenta de una leve mejora en la percepción de confianza de los empresarios. Adicionalmente, es importante considerar que también el resultado del ICE para el mes de julio muestra sintonía con las proyecciones que se están haciendo respecto del funcionamiento de la economía nacional, sobre la cual hay cifradas esperanzas respecto de que este último trimestre del año en curso se observen repuntes en materias de desempeño económico”.

RAZONES

De acuerdo a la información que se deprende de este ICE, en el mes de julio el menor pesimismo del sector Industria se generó principalmente por una posición más favorable hacia la demanda mundial y la evolución de las ventas en los próximos tres meses. En Comercio, el avance del indicador, desde “extremadamente pesimista” hasta “muy pesimista”, se originó en una posición menos pesimista respecto de la evolución de las ventas y la situación general de la economía, ambos para los siguientes tres meses.

En tanto, las principales percepciones, la relativa al Precio de insumos avanzó desde “extremadamente pesimista” hasta “pesimista” principalmente en el sector Industria y, en menor medida, en Financiero. Por su parte, la percepción relativa al número de trabajadores avanzó desde “extremadamente pesimista” hasta “muy pesimista” principalmente en el sector Financiero, y finalmente, la relativa a la Posición de inventarios retrocedió desde “neutral” hasta “moderadamente pesimista” principalmente en el sector Comercio.

Se proyecta que este índice, en el mes de agosto, sufrirá positivamente el impacto del retiro del 10% de los fondos de pensiones que generó una reactivación evidente en el sector comercio.

Menú
Open chat
X