Promover la actividad física en tiempos de pandemia es el objetivo del convenio firmado entre la Universidad Autónoma de Chile y el Servicio Nacional de Menores, un hito que se enmarca en el trabajo colaborativo que desde hace un tiempo se desarrolla entre ambas instituciones y que permitirá que docentes de Pedagogía en Educación Física de la casa de estudios ejecuten clases virtuales en las que participarán todas las residencias de menores pertenecientes a Sename situadas en la Región del Maule.

A través de una reunión virtual, en la que participaron representantes de SENAME, directivos de la Universidad Autónoma y educadoras de trato directo de las residencias, se concretó el convenio que promueve la realización de actividad física en casa.

Pablo Bravo, director regional del Servicio Nacional de Menores, destacó el trabajo colaborativo que iniciará esta semana. “Los niños que están en estos hogares se encuentran restringidos en su modalidad. No han podido realizarse muchas de las actividades que teníamos planificadas. Esta asociación se presenta como una gran oportunidad para poder desarrollar un área muy querida por los niños que es el ejercicio. Nosotros como Sename vemos de muy buena forma llevar el deporte, la actividad física, de la mano de este convenio que hemos realizado con la Universidad Autónoma”, afirmó el director.

Por su parte, el coordinador de RSU de la casa de estudios superiores, Camilo Guzmán, se refirió a la alianza entre ambas instituciones. “Esta es una de las tantas iniciativas que estamos realizando con Sename hace ya algún tiempo. Para nosotros como programa es sumamente importante llevar a cabo este proyecto, ya que va en línea con todo lo que el programa de Responsabilidad Social Universitaria busca implementar”, describió Guzmán.

La directora de Pedagogía en Educación Física de la Universidad Autónoma, Dra. Natalia Bustamante, se refirió a la forma en la que se desarrollan las clases y a los respectivos protocolos sanitarios que se deberán tomar en cuenta debido a la crisis sanitaria por la que atravesamos. “Para poder abordarlo de mejor manera, lo que nosotros realizaremos será la división de menores por edad. La idea es que funcione un día el grupo de 5 a 6 años y en dos subgrupos los menores de 7 a 12 años y después los adolescentes de 13 a 18 años. Vamos a estar trabajando con dos profesores de la carrera que se encargarán de la realización de talleres. Nosotros también solicitamos guiar un protocolo de sanidad que es muy importante y riguroso. Dado a que vamos a trabajar en espacios cerrados, solicitamos resguardar las distancias”, destacó Bustamante.

Los docentes de la Universidad Autónoma, Daniela Ramírez y Miguel Padilla, afirmaron estar contentos por poder entrenar a los pequeños y motivarlos a la realizaron deportiva. “A mí me encanta desarrollar actividades con los niños. Que ellos puedan jugar, bailar y entrenar, dependiendo de las edades y al grupo que pertenezcan. La idea es sacarlos de su rutina y que esta actividad les sirva a los pequeños”, acentuó Ramírez. Padilla, por su parte, afirmó que “estoy muy contento de participar de las clases. Por mi parte, voy a ayudarlos en lo relacionado con el acondicionamiento físico, enfocado en el tema de musculación. La idea es que entre todos colaboremos para ir mejorando día a día las clases y para que sea una gran experiencia, tanto para nosotros como profesores, como para los niños”, finalizó Padilla.

Menú
Open chat
X