Una ceremonia distinta, donde fue labor de los padres investir a sus hijas con la tenida que las acompañará durante sus prácticas. Fueron más de 50 las estudiantes de Pedagogía en Educación Parvularia quienes se pusieron su delantal verde y proyectaron su futuro académico y laboral.

Para Génesis Muñoz, “este momento marca un hito importante, ya que es la primera vez que uso mi uniforme. Me dan más ganas de salir adelante, terminar estos cuatro años, llegar lejos y de hacer las prácticas para trabajar con los niños que es lo que más me gusta”.

Por su parte, Jesenia Núñez, comentó que “esta instancia es un logro, ya que soy becada. Además, me plantea un objetivo, el de ser egresada y ayudar desde mi profesión”.

“Es especial estar aquí”, añadió Daniela Vargas, una persona que rompió los prejuicios de estudiar pedagogía. “Yo tomé la decisión.  La carrera me apasiona y esta ceremonia es sólo el inicio”.

Menú
Open chat
X