La Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, en conjunto con la carrera de Obstetricia y Puericultura, desarrolló la charla denominada “Autocuidados y Anticoncepción Masculina”, oportunidad en la que matronas de la institución de educación superior entregaron información acerca del uso de preservativo y la incorporación de nuevos métodos de anticoncepción para hombres.

La docente, Mg. Ana Ramírez, perteneciente al equipo de Salud Sexual y Reproductiva de la carrera de Obstetricia y Puericultura, abordó los inicios de la anticoncepción en Chile. “La anticoncepción se inició para disminuir la mortalidad por aborto en nuestro país en los años 60’ y fue destinada solo para mujeres. Sabemos que hay una inequidad en cuanto a la anticoncepción absoluta. Nosotras vemos en las consultas que es la mujer la que va a buscar los preservativos masculinos a la matrona o a las consultas privadas también, pero tampoco podemos decir que es culpa netamente de los hombres, porque del acceso a la anticoncepción no se conoce en totalidad. Sabemos que el hombre está siempre dejado de lado en cuanto a nuestras políticas de salud. Los adolescentes están acudiendo un poco más, pero en general el hombre esta dejado de lado. No se hace chequeos de rutina y es muy difícil el acceso. Por lo tanto, todos tenemos claro que los anticonceptivos están destinados netamente a las mujeres, un gran porcentaje de ellos”, afirmó Ramírez.

La píldora anticonceptiva masculina, fue otro de los temas tratados en el encuentro. Un reporte reciente de la Sociedad Endocrina de Estados Unidos, informa que la prueba de la primera pastilla anticonceptiva para hombres tuvo buenos resultados. En el estudio participaron 40 hombres, quienes tras consumir la píldora durante un mes no presentaron efectos adversos ni problemas en su rendimiento sexual. Pese a la efectividad en su funcionamiento, aun no está disponible en el mercado. “Las mujeres toleramos como efectos adversos de los anticonceptivos dolores de cabeza, disminución de la libido, irritabilidad, acné, hay muchos factores que nos provoca la anticoncepción en general. El hombre, en cambio, en estos estudios que se realizaron, no está de acuerdo con estos efectos, sobre todo en lo relacionado con la testosterona. Solo con pensar que van a disminuir su potencia sexual, genera un rechazo por parte de ellos. Como reflexión personal, estamos a muchos años de que esto pueda ser posible de poner en práctica, por lo menos en nuestro país. Se les ha consultado a los hombres si están dispuestos a iniciar la anticoncepción masculina y en la mayoría de las encuestas, el 55% dice que sí, pero hay una mitad que se niega rotundamente a esto. De este 55% que dice que sí, debe ser un porcentaje mucho menor, el que esté dispuesto a utilizarla realmente”, destacó Ramírez.

El método más utilizado por los hombres es el preservativo, el que además de funcionar como barrera, es el único que previene las infecciones de transmisión sexual. “El preservativo tiene la mayor eficacia anticonceptiva entre los métodos de barrera. Este método también se puede utilizar como doble protección, con el apoyo de otro anticonceptivo, ya sea hormonal o no hormonal. El preservativo le entrega una participación activa al hombre en la regulación de la fecundidad y la protección de la salud sexual reproductiva en la pareja. Para la prevención específicamente del VIH, se indican condones con lubricantes que sean en base a agua o silicona, no deben usarse los que tienen Nonoxinol- 9, porque este aumenta los riesgos de las transmisiones de infección sexual. El Nonoxinol-9 es un espermicida que cuando se utiliza muy frecuentemente se ha demostrado que causa llagas genitales que teóricamente van a aumentar la posibilidad de adquirir infecciones por VIH, transmitidas por vía sexual.”, subrayó la docente Mg. Carolina Poblete en su ponencia.

Por su parte la matrona y docente, Mg. Gabriela Herrera, realizó una clase práctica donde enseñó el correcto uso del preservativo y entrego indicaciones para utilizar de buena forma los métodos de anticoncepción para hombres, disponibles en la industria farmacéutica.

Menú
Open chat
X