La Universidad Autónoma de Chile ha dispuesto una serie de acciones e instancias dirigidas a los miembros de la comunidad universitaria con el objetivo de cubrir  las necesidades de apoyo psicológico y jurídico  que tienen los estudiantes considerando  el actual momento que vive el país.

“Los acontecimientos que se han desarrollado en el país durante las últimas semanas producto de las movilizaciones sociales nos comprometen a cuidar desde diversas dimensiones a los integrantes de nuestra comunidad universitaria, de manera de aportar con tranquilidad, seguridad y confianza a las reflexiones que estudiantes, académicos y funcionarios puedan realizar acerca de los acontecimientos que están sucediendo en nuestro país y desde allí realizar un aporte consciente y positivo, desde el ámbito de acción que a cada uno le competa, para resolver esta situación como ciudadanos comprometidos en la contribución del desarrollo nacional”, indicó el vicerrector de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Juan Tosso.

En este contexto, la institución de educación superior, desde la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE), está enfocando su trabajo permitiendo que los estudiantes tengan a su disposición  espacios para analizar la situación actual, además de la realización de talleres de bienestar emocional en situaciones de crisis con temáticas inherentes al estrés estudiantil y social, incluyendo relación y dinámicas.

A ello, se agrega un taller de primeros auxilios psicológicos impartido por docentes de la carrera de Psicología y de la Clínica de Atención Psicológica  de la casa de estudios superiores con el objetivo de atender a quienes reconozcan que la actual situación está provocando inconvenientes en su salud mental y una instancia de orientación jurídica a cargo de la Clínica Jurídica de la Facultad de Derecho, que se encuentra  disponible para cualquier materia en este ámbito que requieran los estudiantes. “En los diálogos constantes que se mantienen con los estudiantes, éstos han ido exponiendo algunas inquietudes como formación en primeros auxilios psicológicos y la generación de instancias informativas en temáticas atingentes a la situación actual. Estas actividades contemplan relajación, dinámicas y sobre todo entregar la oportunidad a los estudiantes, a través de un diálogo abierto, que expresen sus experiencias y emociones sobre la contingencia que vivimos en nuestro país, a lo que se suma sesiones deportivas, de meditación, yoga y algunas terapias alternativas disponibles para nuestros estudiantes. Nos interesa que la universidad se transforme en un espacio de encuentro, reflexión y contribución tanto para el desarrollo social, profesional y personal de nuestros estudiantes”, indicó la directora de la DAE, Katherine Valenzuela.

Asimismo, la preocupación por el bienestar mental se extiende al resto de la comunidad universitaria, para lo cual la institución ha dispuesto una serie de talleres de contención emocional dictados por profesionales del área de la psicología. “Nos hemos reunido con estudiantes, académicos y funcionarios con el propósito fundamental de acompañar y proponer alternativas para la contención en procesos de crisis, sobre todo por los cambios sociales que estamos viviendo donde se enfrenta una nueva organización que altera o genera algún tipo de desadaptación en el diario vivir y que, por lo tanto, es fundamental que lo trabajemos y conversemos, abordando esta situación en forma colectiva, pacífica y armónica para estar bien nosotros y apoyar a otros que necesiten contención”, destacó el vicedecano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades, Mg. Víctor Yáñez.

Menú
Open chat
X