Como un sistema que permitirá fusionar condiciones propias del aula  de clase con las herramientas de la virtualidad, la Universidad Autónoma de Chile en Talca pondrá en marcha en marzo de 2021, con el inicio de un nuevo Año Académico, 50 salas de clase bajo la modalidad híbrida , las cuales permitirán mejorar la experiencia de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes,  ya  sea que asistan a la Universidad presencial o virtualmente desde sus hogares; esta última condición estará determinada por la realidad y circunstancia de cada joven autónomo.

Las salas híbridas son espacios adaptados con tecnología de punta (múltiples cámaras de video, pizarras electrónicas, micrófonos y otros), diseñados a propósito de las limitantes de movilidad y aforos, propias de la pandemia por COVID-19, y luego de un año académico 2020 de clases online.

Para el Vicerrector de la casa de estudios superiores en Talca. Dr. Juan Tosso, resulta de gran valor consolidar la modalidad de aulas híbridas, que tras varios meses de trabajo en los que se persiguió brindar espacios de estudios adecuados, los cuales contribuyan a entregar contenidos y lograr aprendizajes de calidad, aun cuando los jóvenes no pudiesen asistir físicamente al aula.

La modalidad anunciada por la autoridad universitaria estará dispuesta en los Campus Central y Campus Alameda en Talca y en las otras sedes de la Universidad Autónoma, Santiago y Temuco. Se proyecta aumentar la cantidad de salas en los siguientes meses, lo cual igualmente responde a las características de una sociedad que avanza hacia la virtualidad.

Para el Director Académico de la sede Talca, Mg. Gonzalo Campos Hernández, esta implementación representa un significativo avance en el proceso de enseñanza aprendizaje de los estudiantes, puesto que vivenciarán experiencias de clases equivalentes a los escarmientos tradicionales, bien sea que asistan a la universidad de forma presencial o remota desde sus hogares.

“Esto nos permite establecer estrategias de aprendizaje y evaluativas, basadas en la realidad de nuestro Modelo Educativo y su centralidad en el estudiante, además de volver a vivir la experiencia universitaria de que los y las estudiantes puedan compartir, encontrarse, dialogar en los espacios comunes, retomando el valor que tiene la interacción presencial en los procesos formativos y cautelando en todo minuto las medidas estrictas de seguridad”, refirió.

 

DISPOSICIÓN DE LAS SALAS

El director académico explicó que para la disposición de las salas híbridas se estimó no sólo la cantidad de estudiantes, por carreras y facultades, sino también la distribución física de las salas en los distintos edificios de la Universidad.  El propósito, detalló, es evitar la aglomeración y mantener el normado distanciamiento físico de quienes estén en condición de asistir presencialmente a la casa de estudios superiores.

En este sentido, Campos subrayó que, dentro de la planificación, diseño y ejecución de esta implementación, igualmente se consideraron las características y particularidades de las asignaturas y sus metodologías de enseñanza, con el objeto de alcanzar los resultados descritos en los programas de estudio.

 

REALIDAD DE LOS ESTUDIANTES

El director académico destacó que la asistencia presencial a clases será voluntaria y estará a disposición de quienes deseen y puedan desarrollarla, de acuerdo a los aforos permitidos por cada espacio educativo.

“Nuestra universidad ha declarado un modelo educativo centralizado en el estudiante. Desde esta perspectiva, esta acción se enmarca dentro de las políticas institucionales, siempre muy atentos y comprometidos con la realidad de cada uno de nuestros estudiantes, estableciendo un alto grado de empatía y compromiso con la comunidad universitaria”, agregó.

Menú
Open chat
X