La Universidad Autónoma de Chile fue sede del Encuentro Empresarial de las Pymes Madereras EPYMA MAULE 2019 y de la Feria de Energía y Construcción, eventos que tuvieron como objetivo dar visibilidad a la importancia de la madera como producto económico, sustentable y limpio.

En la actividad, que estuvo liderando la carrera de Ingeniería en Construcción de la casa de estudios superiores, participaron autoridades, organismos y empresas del sector, los que participaron en exposiciones, charlas y encuentros donde finalmente se concluyó que el uso de la madera y la biomasa ayudarían a disminuir considerablemente los efectos del cambio climático en el Maule.

“La Región del Maule, dado su carácter forestal, se puede transformar en un actor relevante para mitigar el cambio climático. El Ministerio de Energía está asumiendo compromisos para garantizar el uso de leña seca y certificada para calefacción domiciliaria, y ojalá impulse subsidios para el uso de la biomasa de cara a los Planes de Descontaminación Atmosférica activos en la región. También necesitamos seguir promoviendo la construcción en madera, que secuestra mucho, pero mucho más carbono si se compara con la edificación en albañilería, hormigón o metal”, dijo el responsable de Epyma Maule y gerente del Programa Madera Alto de Corfo, José Pablo Undurraga.

En ese sentido, el decano de la Facultad de Arquitectura y Construcción de la Universidad Autónoma de Chile, Daniel Schmidt, destacó la alianza estratégica que se da entre la academia, la industria y, en este caso, Corfo, que está financiando un proceso que permiten agregar valor a la madera. “La idea es que podamos ver cuál es el statu quo hoy en materia de desarrollo de la madera y su aplicación en distintos proyectos, cómo está cambiando la normativa también a nivel nacional para permitir que la madera sea más utilizada en proyectos de construcción y cómo la industria se está adecuando a estándares de calidad que hoy requieren las empresas inmobiliarias, las constructoras y el comprador final, entendiendo que la madera es uno de los únicos productos renovables que tenemos para aplicar en la construcción”, planteó el académico.

En la cita también participaron las seremías de Vivienda y Energía, quienes subrayaron la importancia que se apoyen proyectos de construcción y eficiencia energética con base en los recursos forestales como la madera y la biomasa, ya sea leña seca certifica o pellet. “Estamos trabajando fuertemente con las empresas y las comunidades. Junto con el Ministerio de Vivienda les estamos enseñando a calefaccionar mejor sus instalaciones y a usar energías sustentables, amigables con el medioambiente, promoviendo el uso de biocombustibles. Entendemos que los recursos que nos entregan los bosques de nuestra región son una fuente inagotable de riqueza y, sobre todo, de garantía de cuidado para el planeta”, aseguró la seremi de Energía, Anita Prizant.

Asimismo, en la oportunidad se realizó la Feria de Energía y Construcción, donde cerca de 20 expositores exhibieron soluciones tecnológicas en calefacción y sustentabilidad en materiales para edificación. Uno de ellos fueron estudiantes de Ingeniería en Construcción que presentaron una investigación donde se analizan las propiedades físicas y químicas de la madera sometida a estrés térmico. “Nuestra principal motivación es que en Chile no hay investigación acerca de este tema, así que seríamos pioneros en analizar esta dimensión de la madera bajo estrés térmico midiendo sus propiedades físicas a la flexotracción y compresión”, aseguraron los estudiantes.

Finalmente, el decano Schmidt dijo que todas estas acciones pueden aportar, de alguna forma, a concientizar a la comunidad en cómo cada persona, a través de un pequeño granito de arena, puede lograr mejorar los estándares energéticos existentes en el país y con eso descontaminar y aportar en reducir el cambio climático.

Menú
Open chat
X