La emblemática Tuna de la Universidad Autónoma de Chile en Temuco lleva 13 años de trayectoria desde su nacimiento el 4 de mayo del 2006. Debido al incipiente grupo musical que existía previamente en la Universidad Autónoma del Sur, la agrupación decidió consolidarse como proyecto, dando inicio a la que conocemos actualmente,  brindando su buen humor y carismáticas presentaciones.

Como rito, el primer desafío que tuvieron que enfrentar fue el proceso de elección de padrinos que los reconozcan como tal. La Universidad San Sebastián de Concepción fue quien se atrevió y apadrinó durante 2 años, para finalmente ascenderlos como grupo en abril de 2008, donde su camino comenzó su camino oficialmente: la universidad les entregó sus primeros trajes.

A la fecha han recorrido y participado en variados certámenes a nivel país, en ciudades como La Serena, donde obtuvieron el premio al mejor pandero, lo que marcó el inicio de una serie de reconocimientos. En Valparaíso obtuvieron un importante tercer lugar;  Concepción le entregó el premio al mejor solista; en Puerto Montt  desctacaron por su buen humor y se transformaron en los más populares; mientras que en Coquimbo y Copiapó su calidad musical, buen espectáculo y magnánimo humor dejó imborrables recuerdos.

Debido a la gran fama que han obtenido a través de los años, y siendo reconocida como una de las mejores en el sur, el Circuito Nacional de Tunas Universitarias y de Distrito los invitó a participar y competir este año en el encuentro que congregará a representativos de todo Chile, siendo ellos la única agrupación invitada de la región.

EL ESPÍRITU SOLIDARIO DE LA AGRUPACIÓN

Este tipo de conjuntos generalmente se mantienen y viven del “parche”, como explica Guillermo Marín, jefe de la Tuna de la Universidad Autónoma de Chile, es decir, tocar por dinero en restaurants para beneficiar a los miembros del grupo, el cual está compuesto en su mayoría por estudiantes, y también para crear nuevos trajes, realizar mantenimiento a los instrumentos musicales y financiar sus viajes de gira.

“Para nosotros esto es una escuela de vida, en la cual formamos líderes y personas que sepan trabajar en equipo. No solo aprendemos lo que es la música y el arte de la tuna, sino que aprendemos a construir personas capaces de enfrentar diferentes situaciones tanto en manejo de equipo, liderazgo entre muchas otras”, explicó Marín.

CÓMO SER PARTE

Para ingresar debes pasar por un proceso de admisión donde existe una jerarquía establecida y dividida en: tuno, pardillo y aspirante.

“Cuando tu ingresas, entras como aspirante, ves cómo trabaja el grupo y decides si te gusta o no. Si te gusta, te reconocen como pardillo y pasas a ser una especie de escudero del caballero. Lo ponemos a prueba con aspectos que consideramos importantes como servir y atender al resto, todo con motivo de enseñanza para que aprenda lo que es trabajar en equipo con compañeros pardillos, y ser un jefe tolerante en un futuro”, detalló Marín.

Actualmente la agrupación universitaria está compuesta por 20 integrantes, y están motivando a nuevos estudiantes para que pertenezcan a este emblemático grupo musical.

Si estás interesado en saber más sobre la Tuna de la Universidad Autónoma de Chile puedes dirigirte a la página https://www.facebook.com/tunauatemuco.

 

 

Menú
Open chat
X