La Ley Emilia sanciona con cárcel efectiva de al menos un año a los conductores en estado de ebriedad que causen lesiones gravísimas o la muerte en accidentes de tránsito. Pero sucesivos fallos del Tribunal Constitucional (TC) han puesto en duda esa pena de privación de libertad.

Tras acoger sucesivos recursos de inaplicabilidad, el órgano colegiado ha puesto de relieve una tendencia hacia la constitucionalización del Derecho.

Durante una charla a estudiantes de esa carrera de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago, el ministro del Tribunal Constitucional, Nelson Pozo, explicó que “si bien se reconoce que el legislador tiene la absoluta tutela de fijar los valores que debe observar el Estado, no puede excederse de aquellos marcos que la constitución le ha puesto en relación a la penalidad”.

“Es un tema de debate jurídico, susceptible de interpretación. No hay grandes temas zanjados en esta disciplina, sino que en un momento se ponderan en un sentido y en otro momento, en otro”, añadió.

El ministro recordó que la constitucionalización del Derecho surge a mediados del siglo XX, cuando distintas ramas, como el Penal, Procesal, Tributario y Administrativo, confluyen hacia valores recogidos por la Constitución, como la vida, la igualdad y la libertad personal.

El seminario fue encabezado por el Decano de la Facultad, Dr. José Francisco García, y el director de la carrera en Santiago, magíster Patricio Valdés. Contó además con la asistencia de más de medio centenar de docentes e investigadores de esa casa de estudios.

Menú
Open chat
X