Trabajo entre Universidad Autónoma y recolectoras de hierbas de San Javier permite publicación de significativo libro

La recolección de plantas medicinales es una práctica ancestral realizada principalmente por mujeres de zonas rurales. En nuestra región, recolectoras de las localidades de Nirivilo y Sepultura, pertenecientes a la comuna de San Javier, efectúan a diario esta actividad, utilizando las hierbas en la producción de jabones, infusiones o shampoo, entre otros productos.

Para resaltar esta labor, la Fundación Superación de la Pobreza, en conjunto con la Municipalidad de San Javier y la Universidad Autónoma de Chile, publicó el libro “Las Hierbas Medicinales que Habitan Nuestra Tierra”, que es producto del trabajo realizado en 2019 por la carrera de Química y Farmacia de la casa de estudios superiores y las emprendedoras de ambos sectores del Maule.

En un acto solemne, realizado en el Parque Gerónimo Lagos Lisboa de San Javier, se llevó a cabo la presentación del libro, relato en el que se pueden apreciar las principales especies presentes en el secano, sus características y usos.

En este contexto, la Vicerrectora de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, Dra. Claudia Mora Rojas, destacó el trabajo de las recolectoras y de los estudiantes de la institución de educación superior que formaron parte de este proyecto. “Hemos participado en el lanzamiento del libro que tiene que ver con un esfuerzo mancomunado de los diferentes territorios. En él se plasman diferentes hierbas y estudios asociados a las mismas, por lo tanto, estamos muy contentos de todas las actividades que se han desarrollado no solamente este año, ya que este trabajo partió en 2019, así es que durante la pandemia las diferentes comunidades han tenido clases de manera virtual, logrando sortear las diferentes dificultades que han tenido durante el período de ejecución del libro”, afirmó la autoridad universitaria.

Por su parte, el alcalde de la comuna de San Javier, Jorge Silva Sepúlveda, valoró la implicancia de la academia en la realización de esta publicación. “Llegar desde el campo a la universidad y poder estar allí junto a los profesionales, doctores y doctoras, que son quienes entregan el punto científico, el significado de lo que es esta recolección de hierbas, es importantísimo. Plasmar en el relato la adecuación científica es fundamental y yo diría que esta asociatividad con la universidad es una alianza perfecta”, declaró Silva.

 

METODOLOGÍA A+S

La participación de la carrera Química y Farmacia en la materialización del libro fue posible gracias a la metodología Aprendizaje + Servicio, implementada en la casa de estudios desde el año 2016 y que busca la participación y vinculación de los estudiantes con las necesidades de la comunidad. La docente de la carrera, Dra. Adriana Jara Bermeo, explicó en qué consistió el trabajo de los estudiantes de la asignatura de Farmacognosia y Fitoterapia.  “En primera instancia hicimos una revisión bibliográfica de las especies con las que podían trabajar. Las recolectoras nos habían comentado que trabajaban con algunas especies, sin embargo, necesitábamos identificarlas bibliográficamente para realizar un análisis en el laboratorio y poder ayudarles en la capacitación técnica de la elaboración de estos productos. Lo trabajamos de forma presencial en la universidad con la información científica de cada una de las especies y, finalmente, en la producción de este libro y la recopilación de las especies que ellas pueden utilizar, en conjunto con todas las características de la especie vegetal, de cómo se utiliza, la forma, la parte farmacológica y terapéutica y también las contraindicaciones de cada una de las especies vegetales. La participación de los estudiantes fue muy activa, ya que tuvieron la oportunidad de recolectar. Para ellos fue una experiencia muy bonita”, afirmó la docente.

Por su parte, la recolectora Susana Romero, perteneciente a la agrupación “Despertar Yerba Luna” de la localidad de Sepultura, destacó el trabajo ejecutado por la casa de estudios superiores. “En todo tipo de cosas es importante la ayuda de profesionales o de personas que nos puedan apoyar a nosotras como recolectoras a hacer que nuestros productos estén cada día mejor presentados, en cuanto a las propiedades de las hierbas y en cuanto a muchos otros aspectos, así que estamos muy agradecidas con la universidad”, detalló.

 

CONVENIO COLABORATIVO

En la instancia, además, la Universidad Autónoma de Chile y la Fundación Superación de la Pobreza firmaron un convenio colaborativo entre ambas entidades que permitirá la realización de proyectos futuros, que van de la mano con el trabajo rural y la implicancia de distintas carreras en dichas acciones. “La firma de convenio nos da la posibilidad de trabajar no solamente con Química y Farmacia, sino que con otras carreras de la universidad. La idea es involucrarse en el territorio y que nuestros estudiantes den respuesta a las necesidades que hemos visto estos días”, declaró la Vicerrectora, Dra. Claudia Mora Rojas.

Finalmente, el director de la fundación en el Maule, Cristian Cornejo Maldonado, afirmó que “este trabajo con la universidad también nos va a permitir abrir otras áreas, no tan solo vinculadas a los recursos naturales, sino que también a la infraestructura, a través de las carreras de ingeniería, de apoyar temas de agua a través de sus laboratorios, pero también fortalecer algunas competencias en el área de la educación apoyando a los colegios. Es un trabajo integral que busca entregar oportunidades a los diferentes territorios y poder fortalecer el accionar que tiene la universidad en conjunto con la fundación en todas las comunas de la región en que nosotros tenemos presencia”, finalizó el director.

Menú
Open chat
X