La Universidad Autónoma de Chile abordó a través de dos actividades la temática de la salud mental, el empoderamiento materno y el parto respetado y consciente, todo ello con un enfoque multidisciplinario para entregar información relevante para que las mujeres y sus familias se sientan en mejores condiciones en un momento tan importante para sus vidas como es el nacimiento de un hijo.

Un aspecto relevante destacado en las jornadas en que abordó estos temas es la significativa cifra de depresión postparto que existe en Chile y el mundo, avalada por estudios sobre cómo influye el proceso de parto y postparto en distintas patologías de salud mental.

Por eso, la carrera de Psicología de la institución organizó las Primeras Jornadas de Salud Mental y Empoderamiento Materno, donde con un enfoque interdisciplinario y subrayando este tema como una línea de investigación de la carrera, se entregaron datos en las áreas de psicología, obstetricia, trabajo social y derecho sobre aspectos relativos a cómo abordar de mejor manera un proceso tan importante para la mujer y su familia. “Lo que se enfatiza es cómo tenemos que ser conscientes de los derechos y deberes de las mujeres y de la familia, en la situación de parto. Cómo se puede trabajar para lograr un parto responsable, en el cual el equipo de salud y la familia puedan cuidar esta situación y que la salud mental tanto para el niño que nace como para la familia sea de buena calidad”, dijo la Directora de Psicología, Magíster Paulina Gaspar.

La Seremi de Salud, Valeria Ortiz, presente en la jornada, valoró el trabajo de la Universidad Autónoma en este plano y destacó los esfuerzos gubernamentales por seguir avanzando en beneficios para las mujeres. “Entendemos que la mirada tiene que ir hacia la línea de apoyar el empoderamiento materno y el parto respetado. Hay que formar a los nuevos profesionales obstetras con esa mirada y en eso estamos trabajando”, subrayó la autoridad regional.

Por su parte, desde la carrera de Obstetricia y Puericultura de la institución se destacó el enfoque interdisciplinario de esta jornada. “Hoy la mujer necesita de una atención integral. Tenemos que mirarla desde los distintos puntos de vista para que ella se sienta satisfecha y reciba una mejor atención en todos los aspectos del área de la salud, y también manejarse en todos los aspectos del área social para que se inserte bien junto a su familia, en la comunidad, tenga una mejor calidad de vida, se desempeñe mejor en su trabajo, todos puntos favorables para que pueda sentirse más cómoda, más tranquila, más contenta, más feliz con todo el mundo”, explicó la Directora de la carrera, Magíster Lucila Cerda.

TALLER PARA MONITORAS

Igualmente, esta última unidad académica realizó un taller de formación de monitoras en parto respetado y consciente, un concepto que hace referencia a la humanización del nacimiento. “Existe un cambio de paradigma en relación a la atención del parto desde la mirada intervencionista que ha existido en las últimas décadas, a una mirada mucho más cercana, más humanizada, con la menor intervención posible del proceso fisiológico, evitando cualquier situación que instrumentalice, maneje y domine las fuerzas fisiológicas, que son las que por años las mujeres han gobernado para poder parir”, sostuvo la docente Soledad Bravo.

En este sentido, la universidad está desde el año pasado abordando este aspecto con un taller que es un curso teórico-práctico para poder acompañar a todas las gestantes y las familias de una manera más consciente, darles más información, trabajar el tema corporal, el manejo del dolor y el enfoque no farmacológico asociado al uso de guateros de semilla, aromaterapia, musicoterapia y yoga, entre otros, con la idea de generar un grupo de estudiantes que sean agentes de cambio.

Menú
Open chat
X