Con un reconocimiento a los tutores guías, la Dirección Académica de la Universidad Autónoma dio por inauguradas las actividades 2018 del Sistema de Apoyo Académico Complementario, SAAC, que se ejecuta con el objetivo de apoyar a los estudiantes que lo requieran en distintas áreas y contribuir así éxito en su formación profesional.

Se trata de talleres de atención sicopedagógica, atenciones individuales, ayudantías y tutorías, entre otros programas que se desarrollan durante el año con los jóvenes que fueron pesquisados al ingresar a la universidad, como una forma de entregarles el apoyo personalizado que requieren.

En este contexto, dijo Marcela Chávez, directora académica, los alumnos de cursos superiores que postulan, son seleccionados y preparados para ejercer como ayudantes y tutores, juegan un rol fundamental en este acompañamiento.

“Tiene mucho más valor, porque lo que hemos ido aprendiendo es que nuestros estudiantes aprenden de la docencia, desde la experiencia, también con los trabajaos y talleres de apoyo que nosotros realizamos, pero igual van descubriendo y aprendiendo muchos más aún de su profesión y van desarrollando estabilidad docente, que si bien no es la primera intencionalidad que hemos planteado, si la hemos ido construyendo progresivamente”, puntualizó la académica.

Agregó que cada año ingresan cerca de mil 300 alumnos a la universidad y la cobertura del SAAC alcanza a más de mil, a través de todos sus programas. “Lo que se hace es trabajar colaborativamente y en retroalimentación de todo lo que es el proceso de aprendizaje de los estudiantes”, dijo Chávez.

Cabe señalar que los programas de apoyo existen hace más de 12 años en la Universidad Autónoma y que cada año son cerca de 60 tutores semestrales que colaboran con esta función de acompañamiento a sus compañeros.

“El rol de los tutores es tremendamente relevante, porque coherente con el modelo educativo, la universidad centra el proceso académico en el aprendizaje del estudiante y en sus resultados. Así, inicialmente se caracteriza a los alumnos que ingresan a la universidad, pero luego tenemos que ir brindándoles apoyo para que efectivamente alcancen esos aprendizajes y logren los resultados que nosotros esperamos”, explicó la directora académica.

En esta línea se realizan clases, docencia, laboratorios o terrenos, “pero no siempre basta con eso y muchas veces hay que apoyar a los estudiantes en cómo buscar orientación, cómo abordar el estudio e incluso en cosas tan simples como organizar su tiempo de estudios, las materias y su espacio de estudio.

Menú
Open chat
X