Más de 300 estudiantes de las carreras de Kinesiología, Obstetricia y Puericultura, Enfermería, Psicología y Auditoría e Ingeniería en Control de Gestión de la Universidad Autónoma de Chile comienzan sus procesos de prácticas profesionales en diferentes ámbitos y lugares de la Región del Maule donde la responsabilidad social será el sello principal del trabajo a realizar.

Así lo destacaron los directores de estas carreras en el marco de las ceremonias de investiduras realizadas para cada una de ellas, hito universitario que marca el inicio de la relación que tendrán los estudiantes con la comunidad en las diferentes especialidades profesionales.

De esta manera, estos alumnos estarán trabajando en diferentes centros de salud de la región, empresas privadas, organizaciones públicas y sociales, aplicando los conocimientos y competencias adquiridas en su proceso de formación. “Viene el comienzo de las prácticas clínicas, donde por primera vez los estudiantes se ven en un contexto real, con una relación cercana con el paciente y su familia, pero preparados con los conocimientos suficientes y las habilidades para plasmar el sello de la universidad que tiene que ver con esta responsabilidad social de ejercer el cuidado en una comunidad”, destacó la directora de la carrera de Enfermería, Mg. Janet Vargas.

Asimismo, también se destacó por parte de los docentes la preparación técnica de los estudiantes para hacer frente a este proceso como ocurre con Kinesiología y Obstetricia y Puericultura. “Atender pacientes en el área de obstetricia y neonatología significa un compromiso muy importante porque requiere no solo aplicar conocimiento, sino que también desenvolverse acorde a los avances de la medicina, de la obstetricia, de la tecnología, atendiendo con evidencia científica, y por lo tanto, demostrando una actitud frente a las pacientes muy acogedora y muy responsable”, subrayó la directora de Obstetricia y Puericultura, Mg. Lucila Cerda, mientras que el director de Kinesiología, Mg. Aldo Martínez, dijo que esta es una instancia muy importante “porque los alumnos pasan de una atención observacional a una atención más clínica que deben hacer con responsabilidad”.

Otro punto que destacar es el aporte que realiza este grupo de alumnos en sus centros de práctica, lo que se traduce en resultados positivos para las organizaciones donde están insertos los estudiantes. “Hay contribución en diversos ámbitos. En lo grupal y comunitario es muy importante el impacto, y en lo clínico e individual también. Además de las prácticas, los alumnos están desarrollando sus tesis y eso también tiene una incidencia en sus lugares de trabajo y en el futuro desarrollo laboral”, planteó la directora de Psicología, Mg. Claudia Badilla.

Por último, el director de Auditoría e Ingeniería en Control de Gestión, Alexis Colmenarez, instó a los estudiantes a seguir por la senda del perfeccionamiento una vez culminados sus estudios. “La idea es que cuando estén en sus prácticas profesionales y luego graduados tengan la confianza de que la universidad siempre los va a mantener al día y que esta es una etapa que no termina acá porque continúan en un proceso permanente a través de postgrados”, dijo.

Para los alumnos investidos, estas ceremonias representan, sin duda, un hito importante en lo personal y familiar, sobre todo en el compromiso que van adquiriendo con las diferentes opciones profesionales escogidas. “La verdad es que llegar a esta etapa de la carrera nos permite consolidar lo que nosotros creemos de la Enfermería. Básicamente es afianzar nuestro compromiso que tenemos con el cuidado humanizado”, dijo Diego Hernández, alumno de Enfermería, opinión compartida por Valentina Gutiérrez de Kinesiología, quien destacó que “tenemos que comprometernos ya que juramos que debemos velar más que nada por nuestros pacientes que tendremos a futuro”.

Respecto de la preparación para enfrentar este proceso, Valerie Durán, estudiante de Obstetricia y Puericultura, dijo que “me siento preparada gracias a las actividades realizadas en el Centro de Simulación Clínica, lo que nos da una base firme que después cuando nos enfrentamos a un paciente real se traduce en una atención más fluida”.

Menú
Open chat
X