El Centro de Estudios y Gestión Social (CEGES-Maule) de la Universidad Autónoma de Chile realizó un estudio sobre el uso del tiempo, destacando que las Redes Sociales son la principal entretención de los talquinos.

La encuesta, realizada en el mes de octubre del año pasado en Talca, indagó sobre algunas dimensiones como el tiempo dedicado al trabajo, las actividades en el hogar y vida familiar, y los hábitos de ocio y entretención, subrayando que la pandemia acentuó algunas tendencias que se venían observando como el uso de Internet, incluso en adultos mayores.

La investigación mostró, en términos generales, cómo la capital regional sigue ostentando características propias de una ciudad intermedia, resaltando, por ejemplo, bajos tiempos en los traslados y el disfrute de horas de descanso adecuadas (con 8 horas de sueño promedio para los talquinos).

Ello, aseguró el estudio, da cuenta de la buena calidad de vida de sus habitantes en comparación con otras urbes nacionales, donde los tiempos de viaje pueden extenderse por casi dos horas en horario peak, realidad que contrasta con lo que pasaba en Talca en el período pre-pandemia cuando el promedio de desplazamiento registrado fue de una hora para el trayecto casa-trabajo /trabajo-casa.

Para el investigador del CEGES-Maule, Dr. Felipe Tello, la cercanía, los reducidos tiempos de traslado y la posibilidad que ello entrega, por ejemplo, poder almorzar en casa durante la semana, son características propias de la ciudad que los talquinos valoran particularmente. Sin embargo, el académico señaló esta tendencia se ha ido revirtiendo con la expansión de la ciudad y la aparición de “tacos”: fenómenos que muestran que Talca está adquiriendo parte de los rasgos negativos de grandes urbes al ubicar barrios residenciales en los suburbios.

Por supuesto, señaló Tello, este análisis era válido para el período anterior a la pandemia, pues “la educación a distancia y el teletrabajo han transformado muchas de estas dinámicas. Ahora muchas

personas tienen que conjugar en un mismo espacio y, a veces al mismo tiempo, actividades que antes estaban separadas, como la jornada laboral, las labores del hogar y el cuidado de terceros”, aclaró.

 

INTERNET Y ESPARCIMIENTO. ¿A QUÉ DEDICAMOS EL TIEMPO LIBRE EN PANDEMIA?

Respecto al uso del tiempo libre de los talquinos, la encuesta corroboró una tendencia ya evidente en el mundo y en nuestro país, que se relaciona a cómo las redes sociales se hicieron parte de la cotidianidad de las personas y cómo se han ido posicionando por sobre otras formas de consumo de medios masivos, compitiendo con la televisión, la radio y casi eliminando el soporte de papel de diarios, traspasando los contenidos noticiosos al formato digital.

En el período anterior a la pandemia, las actividades de ocio y entretención que ocupaban la mayor cantidad del tiempo eran el uso de redes sociales en línea, con un promedio de 3 horas y 48 minutos por día; ver televisión abierta, con 3 horas y 42 minutos; escuchar radio con 3 horas y 30 minutos; y consumir servicios de streaming, con 3 horas y 6 minutos.

El estudio indicó que el nuevo e inesperado escenario al cual nos empujó la llegada de la pandemia al país conjugó no solo el confinamiento sino también coincidió con los meses de invierno. Ambos factores reforzaron el hábito y consumo de formas digitales de entretención.

Según el Dr. Tello existen datos sobre el incremento del uso de datos digitales y la expansión de los servicios de streaming durante este período. “Hemos podido observar cómo personas que estaban excluidas de lo digital se han tenido que incorporar de forma casi forzada. Por ejemplo, adultos mayores son quienes ahora utilizan Internet y sus plataformas para comunicarse, entretenerse o incluso para participar en actividades comunitarias, hasta presenciar servicios religiosos, una cuestión absolutamente impensada hace unos años atrás” recalcó.

En este sentido, la investigadora Andrea Gartenlaub, señaló lo necesario de realizar nuevas investigaciones sobre la adquisición de hábitos de consumo de Internet en grupos etarios, que supuestamente, se autoexcluían de esta tecnología. “La pandemia está provocando grandes cambios en este aspecto, principalmente en adultos mayores o personas reacias a la adquisición del uso de tecnología digital. Hemos hecho algunas investigaciones de campo con estudiantes de la carrera de Trabajo Social y se ha detectado cómo se ha incrementado la adquisición de hábitos y tiempo de uso de internet en adultos mayores, en algunos casos con un uso tan intensivo como en adolescentes”, expresó.

 

NUEVA REALIDAD POSPANDEMIA

Los datos arrojados por la encuesta CEGES-Maule para el período pre-pandemia revelaron que los talquinos trabajaban un promedio de ocho horas y 12 minutos. No obstante, esta situación cambió dramáticamente al instalarse medidas de distanciamiento físico y social con las modalidades de teletrabajo y clases en línea para escolares y estudiantes universitarios a partir del mes de marzo de este año.

Al analizar este nuevo escenario, la Dra. Verónica Gómez, investigadora de la carrera de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Chile, señaló que la pandemia ha aumentado los tiempos que las personas deben dedicar al trabajo doméstico, ya que todo el grupo familiar pasa más tiempo en el hogar y ha disminuido la posibilidad de contar con apoyos externos. “Los datos que disponemos indican que, con el confinamiento, las cargas de trabajo doméstico han aumentado, afectando el tiempo dedicado al trabajo remunerado o al ocio, lo cual impacta directamente a las mujeres”, señaló Gómez.

Previo al mes de marzo de este año, las labores del hogar de los talquinos se concentraban en realizar las compras, con una hora y 42 minutos; cocinar o preparar alimentos para miembros del

grupo familiar, una hora y 30 minutos; y otras labores de limpieza de la vivienda, con un promedio similar, de una hora y 30 minutos.

En este contexto, el centro de estudios sostuvo que hay interés por analizar si en esta próxima temporada de verano se retomarán con cierta normalidad las actividades recreativas al aire libre, que también eran parte importante de la rutina de los talquinos especialmente los fines de semana. Estas contaban, por ejemplo, con cuatro horas y 18 minutos en promedio para salidas a lugares turísticos o 3 horas y 18 minutos para asistir a eventos deportivos, hábitos de esparcimiento que poco a poco se espera retornen a la región a medida se relajen las restricciones sanitarias.

 

FICHA TÉCNICA DE LA ENCUESTA

El Estudio de Opinión Pública 2020 fue realizado por el Centro de Estudios y Gestión Social CEGES-Maule y la carrera de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Chile.

El cuestionario fue elaborado en base a la Encuesta ENUT 2015.

La población objetivo de esta encuesta abarcó a los habitantes de la ciudad de Talca mayores de 18 años.

El diseño de la muestra fue aleatorio y estratificado con una fijación proporcional en base a edad y sexo de los entrevistados. El intervalo de confianza utilizado fue de un 95%, el nivel de error máximo permitido fue del 5% y la heterogeneidad del 50%.

El trabajo de recolección de la información se realizó durante el mes de octubre del año 2019 en dos puntos de alta afluencia de la ciudad. En total, se efectuaron 436 observaciones.

Los investigadores responsables del estudio fueron los académicos e investigadores Felipe Tello, Andrea Gartenlaub y Verónica Gómez.

Menú
Open chat
X