En pleno proceso de reforma constitucional, Javier Silva Salas, secretario de estudio de la Carrera de Administración Pública de la Universidad Autónoma de Santiago ofrece una alternativa para conocer en profundidad los fundamentos de la Constitución de 1980. Se trata de “La Constitución liberal de Guzmán”, que a juicio del autor contiene información esencial para conocer el documento ideado principalmente por Jaime Guzmán.

“Se inició todo un proceso de cambio constitucional y discusión teórica para proponer nuevas constituciones, pero no hubo nadie que reflexionara sobre nuestra propia Constitución”, dijo Silva.

“Este libro busca poner en determinada perspectiva, desde la lógica de quien fue el ideólogo de la Constitución, qué tiene nuestra Carta Fundamental, qué elementos tiene en términos de democracia, de individuo y de Estado, que puede sonar muy abstracto pero en realidad es la práctica. Es decir, cómo me relaciono yo con los servicios públicos, cómo me relaciono con el Estado, qué libertades tengo yo para  educar a mis hijos, por ejemplo”, puntualizó.

Lo anterior, no desde un ámbito jurídico sino simplemente con la discusión que se dio en los medios de prensa, “porque entendemos que la prensa no es tan sólo vitrina sino que es también instrumento para construir espacios de debate y de posiciones políticas”, agregó.

Así, “La Constitución liberal de Guzmán” se basa en un análisis de columnas de opinión del político y entrevistas publicadas en medios de comunicación entre los años 1973 y 1980.

Salas advirtió que el texto no plantea que la Constitución de 1080sea liberta, “sino simplemente decimos que él tiene coincidencias con el liberalismo, toda vez que su ideario en términos de personas y democracia y de Estado coincide con el derrotero teórico que  ha venido teniendo el liberalismo”, puntualizó.

ANTECEDENTES

“La Constitución liberal de Guzmán” es una investigación que pone a la luz las coincidencias del ideario liberal con el pensamiento que Jaime Guzmán dejara plasmado en sus apariciones en prensa entre los años 1973 y 1980, que es el período en el cual se empiezan a cimentar las bases de lo que será la institucionalidad hacia el futuro.

El recorrido del texto realiza una pormenorizada operacionalización de las nociones liberales de individuo, democracia y Estado, para que sea en mérito de aquellos términos, ya de consensos, tazar la presencia de la doctrina liberal en el pensamiento del político chileno.

El trabajo se presenta en tres partes claramente identificables. La primera, que anota un marco teórico respecto al ideario liberal; la segunda parte entrega una caracterización del período histórico en el cual vivió Guzmán y desenvolvió su pensamiento; y la tercera, se refiere específicamente al político nacional.

Menú
Open chat
X