Una innovadora forma de hacer educación ambiental, conservación de la biodiversidad y desarrollo social, presentó en la Universidad Autónoma de Chile la investigadora chilena de la Universidad Regional Amazónica IKIAM de Ecuador, Dra. Caroline Bacquet.

A través de la charla “Tejiendo la red de la vida: animales a crochet para la narración de historias, la transferencia de conocimiento y la conservación de la biodiversidad”, dictada a estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud de la institución de educación superior, la académica dio cuenta de un proyecto en que se utiliza el tejido como herramienta de enseñanza de la biodiversidad.

Bacquet explicó que la iniciativa tiene como objetivo visibilizar la fauna que existe en el bosque amazónico, uniendo la ciencia, el trabajo de ecólogos y biólogos que describen la biodiversidad, con la representación de las especies a través del tejido, en un proceso que se realiza junto a las comunidades indígenas locales.

“La ventaja del tejido es que es una herramienta muy barata, muy versátil para reproducir cualquier tipo de forma. Puedes reproducir con exactitud la forma, el color, las proporciones de cosas que existen en la naturaleza, en este caso la fauna nativa. Es una bonita manera de poder transferir el conocimiento científico que se genera en la universidad de una forma significativa y emocional, trabajando con la misma gente que vive ahí y también teniendo un contacto con ellos, conociéndolos, compartiendo experiencias”, subrayó la investigadora.

Bacquet agregó que la posibilidad de que estudiantes universitarios conozcan esta experiencia es muy relevante porque les enseña a abrir su mente, pensando que cualquier elemento puede utilizarse cuando se quiere transferir conocimiento y llevarlo a la comunidad. “Creo que lo que tenemos que aprender es a innovar, a ver las cosas que siempre hemos tenido, pero utilizarlas de una manera distinta y creativa como para potenciar la ciencia”, destacó la académica.

Al respecto, la académica, docente e investigadora de la Universidad Autónoma de Chile, Dra. Paola Ojeda, destacó los elementos relevantes de esta experiencia. “Esto es ciencia básica y con el tejido nos conectamos con la comunidad. En este momento, estamos empezando con animales que están en peligro de extinción que es importante que la comunidad sepa, y estamos enseñándoles, desde el punto de vista científico, las características que tienen estos animales y por qué hay que cuidarlos, protegerlos, realizando este proceso de una manera entretenida, conversando mientras se teje. En esa acción, trabajamos por un bien mayor que es la conservación, pero también aprendemos de la gente y de sus problemas cotidianos para poder encauzar nuestras investigaciones hacia allá”, sostuvo Ojeda.

La investigadora precisó que se está comenzando un proyecto más científico para enseñar, por ejemplo, genética y estructuras de proteínas a través del tejido, de manera de ampliar el radio de acción para tratar de llegar a estudiantes y la comunidad con ciencia dura ocupando el tejido como una forma más lúdica y entretenida.

Menú
Open chat
X