“Amor que me hiciste mal y sin embargo te quiero” es el título de la obra de teatro protagonizada por Patricio Achurra, Jaime Azócar y Francisca Opazo, que la Universidad Autónoma de Chile, con un lleno total, presentó en el Teatro Regional del Maule.

La actividad, con entrada liberada y abierta a la comunidad universitaria y externa, está enmarcada en el programa de vinculación con el medio de la casa de estudios superiores. “El interés de la Universidad Autónoma a través de su programación anual de vinculación con el medio tiene que ver con dar estas posibilidades de cultura, de arte, de teatro en este caso, para público interno y externo. De esta manera, el impacto que genera este tipo de actividades es muy positivo, muy importante para nosotros”, dijo el Director de Extensión y Comunicaciones, Magíster César Hernández.

El montaje protagonizado por artistas destacados en televisión y en el mundo de las tablas, llegó hasta la capital regional para encantar a los espectadores, quienes se divirtieron con la historia centrada en un triángulo amoroso y en el sueño del protagonista de convertirse en un exitoso cantante de tango. Así lo destacó la actriz nacional Francisca Opazo, quién personifica a una bailarina en la obra. “Este es un trío muy particular entre una mujer joven que soy yo, con un cantante de tango que no le ha ido muy bien en la vida, donde ellos se involucran en una relación artística y amorosa. El problema es que tiene un marido celópata. Ocurren una serie de situaciones bien irrisorias, pasan cosas que sorprenden todo el tiempo y con un final más sorprendente aun”, enfatizó Opazo.

La dramaturgia del montaje es creación del escritor y guionista Marco Antonio de la Parra, quien plantea la premisa de que el chileno nunca está satisfecho con lo que es. Así lo destacó el actor Jaime Azócar, quién interpreta a un cantante de tango en el montaje. “El chileno nunca está conforme con lo que es y con lo que hace. Siempre está aparentando ser otra cosa y esa discordancia que tenemos los chilenos de no asumir lo que uno es”, puntualizó Azócar.

La obra teatral mantuvo la expectación del público en torno al problema amoroso de sus protagonistas y la relevancia del tango en la vida de los personajes. El actor Patricio Achurra, quién es el esposo de la bailarina en la puesta en escena, describió el montaje como irreverente. “Es una obra muy loca, ya que cambia de dirección argumentalmente muy rápido y eso la hace entretenida y creas una permanente expectación de para dónde va la cosa. Mi personaje tiene una imaginación estimulada por la traición de su mujer, que lo hace cambiar de parecer constantemente”, afirmó Achurra.

Los asistentes aprovecharon la instancia de agradecer a la casa de estudios por realizar este tipo de actividades de forma liberada y abiertas a la comunidad.

Menú
Open chat
X