Es una de las profesiones que ha sido parte de la historia de la salud en Chile. Desde su creación en 1834, su compromiso con las madres y su entorno familiar, ha contribuido a disminuir las tasas de mortalidad maternal y perinatal.

Así lo señaló la directora de Obstetricia y Puericultura de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago, magíster Sonia Muñoz, al conmemorar el día internacional de la disciplina.

Las actividades incluyeron conferencias de especialistas y de los avances del proyecto FDI-MINEDUC de apoyo a mujeres embarazadas, ejecutado por una de las estudiantes de la carrera. Más tarde, los alumnos realizaron una feria educativa para toda la comunidad universitaria.

“Esta es una ocasión ideal para tomar conciencia de nuestro rol y aporte a la salud en el país”, dijo Muñoz. “Brindamos atención de calidad, honesta, empática, responsable y sin miramientos de ningún tipo”, añadió.

La estudiante de internado Fabiola Molina, sostuvo que “quiero hacerlos partícipes de lo hermoso que es acompañar a la mujer, a su pareja y familia durante todo su ciclo vital, y sobre todo en uno de los momentos más importantes como es traer un nuevo ser al mundo”.

“Es emocionante ser casi matrona o matrón y que se nos considere como un integrante más del equipo de salud”, agregó.

Por su parte, el vicerrector de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago, Francisco Baghetti, puntualizó que “el día de esta profesión es el día de la vida”, al tiempo que recordó la apertura de nuevos campos clínicos para la carrera -acreditada por seis años hasta enero de 2021- en La Serena y Coquimbo.

Menú
Open chat
X