Simplificar los procesos académicos y administrativos cotidianos de modo que estudiantes, docentes y personal administrativo puedan concentrar sus esfuerzos en aportar a la reflexión para hacer más universidad, es el objetivo del trabajo que ha iniciado la Universidad Autónoma de Chile para concretar un nuevo modelo de gestión a través de una de las herramientas informáticas de  mejor nivel para la educación superior denominada Banner.

La iniciativa fue presentada en Talca por el Rector de la casa de estudios superiores, Dr. Teodoro Ribera, quien explicó que el crecimiento experimentado por la institución en número de alumnos, docentes, infraestructura y en áreas como docencia, investigación y vinculación con el medio, obliga a una mejora en los procesos internos de gestión.

Por esta razón, la autoridad universitaria planteó que se decidió buscar las mejores prácticas de gestión académica del mundo para ponerlas a disposición de la universidad, de manera de disminuir las cargas administrativas, estandarizar los procesos y permitir que las personas que trabajan en esta área tengan más tiempo para la reflexión y para el aporte académico.

“Hicimos un proceso de selección y escogimos a una empresa extranjera que se llama Ellucian, que hoy está asesorando a casi mil 500 universidades en el mundo en 40 países y ellos nos van a ayudar a hacer el proceso de cambio de gestión académica y a pensar cómo podemos hacerlo mejor, porque lo que queremos, en definitiva, es que la universidad reflexione con la ayuda externa y poder adquirir las mejores prácticas de gestión académico-administrativas que hoy acumulan en el mundo alrededor de mil 500 universidades”, indicó Ribera.

Al respecto, el Director de Cambio de la institución, Emilio Guerra, dijo que ello implicará un cambio en la forma y en la organización de la universidad. “Necesitamos este nuevo sistema de gestión, pero también hay una revisión de muchas de las cosas que hacemos en procesos, que no necesariamente tienen que ver con lo tecnológico, y una nueva mirada con respecto a lo que son nuestras reglamentaciones y nuestras normativas internas. En definitiva, mirar las cosas desde una perspectiva distinta que nos permita concretar mucho más nuestra posición”, planteó Guerra.

Este proceso, que se estima durará entre 12 a 18 meses, incluye la implementación de un software de planificación de recursos institucionales conocido como Banner, que en el caso de la Universidad Autónoma se ha denominado “Altum”, el que se inscribe en el mundo de la información dentro de lo que son los sistemas ERP, siendo de los pocos modelos exclusivamente para instituciones de educación superior. “Más que un proyecto tecnológico es un proyecto de gestión de cambio, donde no me cabe duda vamos a necesitar de todas las instancias de la universidad para poder llevar adelante este proceso. Ello porque vamos a analizar cómo se realizan hoy los procesos, veremos las mejores alternativas que la empresa proveedora del servicio nos ofrece y decidiremos cuáles adoptamos para la implementación”, explicó el Director Corporativo de Tecnologías, Álvaro Fuentes.

Al respecto, el Vicerrector de sede de la institución, Dr. Juan Tosso, precisó que es un gran desafío para la universidad repensar sus procesos académicos y destacó los beneficios que tendrá para la casa de estudios en la parte académica. “Para hacer este cambio lo que se requiere principalmente es capacidad de innovación, que uno abra la mente, que vea otras realidades y que aceptemos otros modelos, ya probados y más eficientes. Si hacemos eso probablemente podremos decir que no solamente hemos adquirido mejores prácticas, sino que tendremos una mejor utilización de nuestro tiempo”, indicó la autoridad.

Menú
Open chat
X