Mirada sistémica global y capacidad resolutiva: habilidades directivas claves que desarrolla MBA de la Universidad Autónoma de Chile

Los cambios generan oportunidades, pero al mismo tiempo más competitividad y asociatividad, exigiendo a las organizaciones repensar sus estrategias para adaptarse a nuevos escenarios de mayor eficiencia.

Esta realidad exige de profesionales con alto nivel de formación y habilidades en constante transformación.

Ese es el desafío que recoge la Escuela de Alta Dirección de la Universidad Autónoma de Chile, adscrita a su Facultad de Administración y Negocios, que ofrece una atractiva oferta de postgrado con el respaldo de una institución de educación superior con más de 30 años de trayectoria docente y de investigación.

El Magíster en Dirección de Empresas (MBA) es un programa profesionalizante que contempla un Diploma en Alta Dirección una vez aprobado el primer cuatrimestre.

Su objetivo es desarrollar y fortalecer habilidades directivas clásicas, como la comunicación, la comprensión del entorno, la adaptabilidad y la valoración de la diversidad. Pero pone el foco en otras dos altamente calificadas por el mercado: la mirada sistemática y global, y la capacidad resolutiva.

Para ello, aplica la metodología de estudio de casos con un enfoque multidisciplinario, que se enriquece con los enfoques propios de las distintas profesiones de sus alumnos. Cada grupo de trabajo define cinco o seis soluciones posibles que luego se discuten en clases, para decidir finalmente cuál es la alternativa más eficiente.

El claustro académico del MBA de la Universidad Autónoma de Chile está integrado en 75% por destacados empresarios, directivos, gerentes y consultores altamente involucrados en cada una de las asignaturas que imparten. El otro 25% corresponde a académicos de primer nivel.

Menú
Open chat
X