La formación de profesionales de calidad en Ciencias de la Salud, requiere de profesores capacitados en metodologías de diseño y evaluación de casos clínicos para medir los conocimientos, habilidades y actitudes de sus alumnos.

Esa perspectiva forma parte del modelo educativo de la Universidad Autónoma de Chile, caracterizado por su centralidad en el estudiante, que se traduce en el continuo perfeccionamiento de sus docentes.

Más de 20 académicos de Fonoaudiología asistieron en Santiago al curso ‘Proceso evaluativo y diseño de casos clínicos en Salud’, en el que profundizaron en la Evaluación Clínica Objetiva Estructurada (ECOE) y el Aprendizaje Basado en Problemas (ABP).

“Algunos de los temas que abordamos fueron las metodologías, los instrumentos y la planificación de evaluaciones, para pesquisar de mejor forma los aprendizajes esperados”, explicó el profesor magíster Cristóbal Riquelme.

De ese modo, los futuros profesionales aprenden a partir de situaciones de la vida real, alcanzando los objetivos pedagógicos de dominar los contenidos, describir cómo abordar un problema en Salud y demostrarlo en un caso simulado.

La Subdirectora de Desarrollo Docente, Paula Rickenberg, explicó que desde el enfoque por Resultados de Aprendizaje, “es imprescindible que los profesores desarrollen competencias técnico pedagógicas contextualizadas a la disciplina que enseñan y conforme a las normativas propias de la especialidad”.

Ello implica dominar el aprendizaje que deben desarrollar en sus estudiantes, cómo lograrlo y el instrumento para evidenciar el nivel alcanzado. Esa coherencia se define como Triple Concordancia Didáctica, eje de un proceso docente planificado, intencionado y estratégico.

Menú
Open chat
X