En el siglo I antes de Cristo, la seda era uno de los productos estrella de la intensa actividad comercial de China con el resto del continente asiático, Europa y África. Dos mil años más tarde, el actual presidente chino Xi Jinping anunció una millonaria inversión para revitalizar el cinturón económico trazado por Marco Polo.

La ruta, terrestre y marítima, iría desde China a Europa pasando por Rusia, el oeste, centro y sur de Asia y el este de África, con modernas redes de transporte, eléctricas y de telecomunicaciones en esos países, financiadas en parte por el gobierno chino.

Philippe Werner-Wildner, chileno radicado en China, conoce de cerca la génesis de esta ruta de la seda del siglo XXI. Cursó su magíster en Relaciones Internacionales en la Universidad de Jilin y es candidato a doctor en Diplomacia por la Central China Normal University.

Durante una charla a estudiantes de la Universidad Autónoma de Chile, sostuvo que la iniciativa responde a la política exterior de ese país a través de la inversión económica. “China quiere hacerse de la globalización como una herramienta de integración e interdependencia, donde todos puedan tener beneficios mutuos”. Una expresión de lo que se denomina soft power.

En un contexto en que la costa del Asia Pacífico concentra el 40% del PIB mundial, el impacto en América Latina es a su juicio evidente.

“China está haciendo muchas inversiones en infraestructura en la región. Un hecho clave fue la visita de la presidenta Bachelet para profundizar el TLC con ese país y su ingreso al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura”, en una posición opuesta al proteccionismo de Estados Unidos.

El Decano de la Facultad de Administración y Negocios, magíster Nelson Stevenson, recordó que para los estudiantes de esas especialidades “es fundamental tener una mirada global”. “China es nuestro principal socio comercial y por tanto todo lo que ocurra en ella influye en el país”.

Decisiones financieras, logísticas y operativas, por ejemplo, “deben considerar el factor China. Nuestros futuros profesionales deben tener esa mirada estratégica de pensar en global para actuar en local”.

La conferencia de Philippe Werner-Wildner formó parte de un ciclo de encuentros con especialistas en diversos ámbitos, organizada por esa Facultad.

Menú
Open chat
X