Con un plan de trabajo de 22 puntos, diseñado en forma colaborativa y con equidad de género entre alumnos de distintos niveles, la lista encabezada por Matías Cortés ganó las elecciones de Centro de Estudiantes de Administración Pública de la Universidad Autónoma de Chile.

Entre reuniones con la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades, la dirección de carrera y la Vicerrectoría de la sede Santiago, la nueva directiva para el período 2018-2019 ya está abocada a concretar sus propuestas.

“Esos encuentros con autoridades de la universidad nos han ayudado a enfocar mejor nuestras actividades”, dice Matías, cuya mesa la completan Nicole Hernández en la vicepresidencia, Francisca López en la secretaría y David Font como tesorero.

Un trabajo colectivo que comenzó durante el año pasado, con las primeras conversaciones entre sus compañeros, y que en lo personal partió en su época de dirigente secundario. “Me interesa articular distintas voluntades; organizar; ser parte de procesos importantes”.

Hoy, en segundo año de Administración Pública, espera poner esas habilidades a disposición de todos los estudiantes de su carrera, tras un proceso electoral que registró una participación del 76%, “resultado del esfuerzo que hemos venido haciendo desde el 2017”.

Al término de su mandato, la directiva espera haber puesto fin al ‘mechoneo’ y ser parte de la Federación Nacional de Estudiantes de Administración Pública.

“Además, queremos que la participación de los estudiantes universitarios deje de ser un tema. No involucrarse es un mal síntoma, porque hacerlo es parte importante de la formación académica”.

Y vuelve a enfatizar la idea con la que había comenzado: siempre con una estrategia colaborativa, incluyendo a los alumnos de primer año y con equidad de género.

 

Menú
Open chat
X