Un relato emotivo y lleno de optimismo es el que ofreció la periodista y animadora de Televisión, Javiera Suárez, en la primera jornada de capacitación que realizó el Núcleo de Investigación de Trabajo Social y Salud, en el marco de la constitución de la Primera Mesa Regional de Grupos de Apoyo a Pacientes Oncológicos de la Región de La Araucanía, conformada bajo el alero de la Universidad Autónoma de Chile.

Su testimonio y las exposiciones de los expertos Erica Villorria, Dra. en psicooncología e investigadora del Instituto de Estudios Humanísticos de la Universidad Autónoma de Chile; y del Dr. Miguel Ángel Solar, médico de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Hernán Henríquez Aravena, mostraron el lado más humano y social de esta patología que en Chile se sitúa como la segunda causa de muerte y en La Araucanía, como la primera, con un 22% de los fallecimientos, según reveló la autoridad de Salud.

Con una sonrisa que se mantuvo en todo momento, especialmente cuando habló de Pedrito Milagros, su pequeño hijo, Javiera logró emocionar y motivar a los presentes. Y es que la esencia de su charla fue la entereza con la que enfrentó su diagnóstico y el convencimiento de que ella moriría de 80 años y no de cáncer. Un mensaje lleno de esperanza, donde destacó el importante rol de contención que cumplen quienes rodean a un enfermo de cáncer, agrupaciones que fueron las principales convocadas a la jornada.

A su juicio es esencial mantener la mente fuerte, el círculo de contención, en su caso creer en Dios y en la Virgen de los Milagros, entender que la vida es ahora, no sólo soñar sino trabajar por esos sueños, “creer en uno y en la fuerza que uno tiene”, puntualizó.

En este contexto valoró la jornada, “porque es tan poco lo que se habla del cáncer, que uno siempre lo sigue relacionando con muerte. Pero hay mucha gente que no se muere de cáncer. Hay muchos que son diagnosticados, pero no todos se mueren de cáncer y hay que vivirlo así. Entonces ese grupo de contención del que yo hablo y que vemos acá -con distintas redes de apoyo- tienen que hacerle entender eso a los pacientes de cáncer y a sus familiares más cercanos”, dijo.

La directora de Núcleo de Investigación, Evelyn Reyes, destacó el profundo mensaje, como también el de Villorria y Solar, quienes se refirieron a los temas psico-emocionales de los pacientes y el impacto social de la enfermedad oncológica, respectivamente. “Creemos que el objetivo se cumplió, ya que lo que buscamos es lograr que esta patología no sólo se vea desde la medicina, sino que además se consideren los elementos sociales que tiene el cáncer y que deben ser validados. Allí el trabajo que desarrollan los diversos grupos de apoyo a pacientes oncológicos y a los cuales nosotros queremos contribuir”, puntualizó la académica.

Menú
Open chat
X