En una emotiva ceremonia, niños del nivel medio mayor del Jardín Infantil de la Universidad Autónoma recibieron su diploma de egreso del centro educativo y así dar paso a su vida preescolar, luego de tres años en el establecimiento.

Con presencia de padres y apoderados se desarrolló la licenciatura de 31 menores, quienes ingresaron al establecimiento durante el año 2014. La directora del Jardín Infantil, Magíster Javiera Ruperthus, se refirió a la ceremonia: “Hoy estamos licenciando a nuestra segunda generación completa, en nuestro cuarto año de funcionamiento del jardín infantil. Agradecemos la participación y el apoyo de las familias en todo nuestro proyecto educativo, ya que han sido un pilar fundamental en el desarrollo y en el crecimiento que han tenido los niños en todo este tiempo”, destacó la educadora.

En el primer acercamiento de los niños a la educación, quienes deben enseñar a los pequeños el desarrollo motor y cognitivo, además de la formación de los primeros hábitos, son las educadoras de párvulos, quienes cumplen una difícil tarea que comparten con los padres y apoderados. Así lo destacó Ruperthus: “Nosotros durante el período que tenemos a los niños en el jardín, vamos potenciando todas sus áreas de desarrollo, el área motora, el área social, y el área cognitiva. Los desarrollamos de manera integral, también en la parte valórica y en la formación de los primeros hábitos”.

Una de las principales materias que se potenció durante este año escolar en el centro educativo fue el desarrollo del idioma inglés. “El aprendizaje más significativo con el que concluimos esta generación es el del idioma inglés. Nosotros enseñamos el inglés mediante frases sencillas o comandos, que es darle instrucciones en inglés a los niños y que ellos contesten en ese idioma. La plasticidad del cerebro está en su máxima potencialidad durante los primeros tres años de vida, por lo tanto, es más factible y mucho más fácil adquirir las lenguas que tú quieras enseñarle a los niños”, afirmó Ruperthus.

Los padres observaron la ceremonia y se emocionaron al ver la etapa que les corresponde enfrentar el próximo año a los pequeños.  Viviana Torres, mamá de Renato Muñoz, comentó la importancia del jardín en el desarrollo de su hijo. “La licenciatura hoy día viene a cerrar un proceso escolar de los niños, que es su primera etapa en la educación. El año en general para mi Renato fue maravilloso porque nunca había ido al jardín y fue la primera experiencia para él y para nosotros fue genial porque él aprendió muchas cosas nuevas, descubrió cosas que no conocía y el equipo que tiene el jardín nos acogió de manera extraordinaria”, finalizó Torres.

La Universidad Autónoma de Chile fue la primera casa de estudios de la Región del Maule en firmar un convenio con la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), para construir y operar un establecimiento de esta naturaleza en respuesta a la responsabilidad social que tienen ambas instituciones frente a la comunidad.

 

Menú
Open chat
X