El Estrecho de Magallanes, que une dos océanos, fue el último lugar del planeta en ser descubierto por los conquistadores. Ese día de octubre de 1520, por primera vez la Tierra se completó.

Eso tuvo un enorme impacto en la configuración política, territorial e imaginaria de Chile, materia que aborda en su proyecto FONDECYT el Dr. Mauricio Onetto, investigador del Instituto de Estudios Sociales y Humanísticos y académico del Doctorado en Historia de esa casa de estudios.

“Lo más importante de este estudio es mostrar que la historia de Chile siempre estuvo conectada con el Estrecho de Magallanes, porque desde el siglo XVI fue el primer punto de referencia del territorio. El conocimiento que se tenía de esa zona -añadió- estaba muy influenciado por las estrellas, las ciencias de la tierra, la brujería y la astrología”.

Esa cosmografía fue el tema central del taller realizado en esa casa de estudios en el marco de la investigación que desarrolla el Dr. Onetto, en el que participaron además la Dra. Carolina Martínez, de la Universidad de Buenos Aires, y el Dr. Andrés Vélez, de la Universidad EAFIT (Colombia).

Ambos coincidieron en destacar el valor de estos encuentros, en los que dan a conocer los resultados y alcances de sus estudios y a la vez recogen impresiones de estudiantes, académicos e investigadores que enriquecen investigaciones actuales y futuras.

A su juicio, por un lado ponen en sintonía a la comunidad científica de América Latina respecto de su historiografía y su propia manera de narrar las historias coloniales en este caso. Y por otro, son espacios de construcción y circulación del conocimiento.

Menú
Open chat
X