Un grupo multidisciplinario de docentes-investigadores del Instituto de Ciencias Químicas Aplicadas (ICQA) y del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB) de la Universidad Autónoma de Chile, realizaron feria científica en la Escuela Calicanto en Quinta Normal, institución donde se llevaron a cabo distintas actividades que acercaron a los alumnos a experimentos, para incentivar y fomentar la educación científica de forma entretenida en los estudiantes de enseñanza básica.

La actividad estuvo a cargo del grupo «Ciencia Experimental y Recreativa Escolar, CERE», conformado por investigadores de diversas áreas de la ciencia, entre ellas física, química, biología, bioquímica y veterinaria, además de estudiantes de las carreras de la Facultad de Ingeniería de la UA, los que estuvieron a cargo de módulos con experimentos participativos, así como demostraciones de ciencia entretenida que fueron altamente atractivas para los pequeños. Esta agrupación, que realiza por primera vez esta feria, nació con el propósito de estimular y promover el interés científico especialmente en niños y jóvenes de establecimientos educacionales de la Región Metropolitana. Además de potenciar y fomentar estrategias metodológicas prácticas en asignaturas de carácter científico.

Esta iniciativa es parte de un proyecto que es apoyado por los Fondos extraordinarios otorgados por la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, que se suma además a otras instancias como Seminarios en el aula a todos los cursos del establecimiento en la asignatura de Ciencias Naturales (donde los alumnos realizarán experimentos con integrantes del Grupo CERE) y Seminarios para los profesores, donde aprenderán metodologías y estrategias para ser aplicadas en el aula de forma sencilla y bajo costo, para fomentar el desarrollo de habilidades cognitivas  de los estudiantes de la Escuela Calicanto. 

La Dra. Valeria Villalobos, investigadora del Instituto Ciencias Químicas Aplicadas y una de las responsables de este proyecto añade que el estimular y promover el interés científico en niños y jóvenes permite formar un punto de partida a temprana edad, que permite acrecentar en ellos su perspectiva y vínculo respecto a la ciencia. Esto es de suma importancia ya que el creciente desarrollo tecnológico del mundo hace que en Chile, un país que cuenta con grandes reservas de materias primas, la investigación sea una potencial y viable herramienta de progreso.

«En general se observa que la enseñanza de las ciencias naturales en establecimientos educacionales es,en la mayoría de los casos, un círculo que termina cerrándose en una sistematización de conocimientos y repetición de información obtenida desde el pizarrón, debido en gran medida por los pocos recursos e infraestructura de los colegios, unido al poco tiempo que los docentes tienen para preparar metodologías que permitan presentar la ciencia de una manera distinta a la clase expositiva, sobre todo en contextos de vulneración social. Este es un tema inquietante para el sistema educativo actual, especialmente en establecimientos públicos, que contribuye a que poco a poco la curiosidad de los niños disminuya y el espíritu analítico e investigador propio de la primera infancia desaparezca», detalla Villalobos.

Lo anterior, es una de las motivaciones que caracteriza a este grupo de docentes y alumnos, además del gran aporte de los fondos extraodinarios para poder generar espacios de interacción que beneficien y vinculen progresivamente a estudiantes y profesores, lo que demuestra el compromiso de la Autónoma por cumplir su misión institucional y plan estratégio 2019-2023, que tiene como uno de sus ejes la vinculación y comunicación de la Universidad con el entorno.

«Este tipo de acciones genera un valor adicional a las actividades propiamente docentes, formativas y de investigación, expresando así el compromiso que tenemos como personas y profesionales con el desarrollo social, tecnológico y económico de nuestro país. Por otro lado, el ver la expresión de asombro y curiosidad de los niños y jóvenes en cada actividad, es una inyección de energía que nos motiva a realizar este tipo de actividades con mayor frecuencia cada vez», expresa la Dra. Villalobos». 

 

 

Menú
Open chat
X