La investigadora de la Universidad Autónoma de Chile, Dra. Xaviera López, viene trabajando un proyecto Conicyt que permite poner la inteligencia artificial al servicio de la salud de la población, estudiando perfiles lipidíeos con el objetivo de obtener marcadores biológicos para pesquisar tempranamente el cáncer.

La ingeniera, explicó que actualmente está trabajando con cáncer de cavidad oral, cuya detección se obtiene, como muchos de los cánceres existentes, a través de una biopsia, método que podría ser distinto con esta investigación gracias a la creación de modelos que permitirían, con muestras de saliva de los pacientes, tener un diagnóstico. Actualmente, la iniciativa está en etapa de levantamiento de información, ya que López indicó que no existen datos sobre este tipo de detección de alguna patología, pero sí una metodología para encontrarlos derivada del trabajo doctoral de esta profesional al estudiar el diagnóstico de enfermedades en salmones aplicando inteligencia artificial, una temática que incluso llevó a la investigadora a ser parte del reciente Congreso del Futuro realizado en enero en Talca, donde expuso su trabajo en el segmento que abordó la temática «Tecnología y Sociedad a toda velocidad».

«La gracia que tiene aplicar aprendizaje de máquinas lo que tiene que ver con inteligencia artificial, es que una vez que se tiene una base de información científica, se pueden generar modelos que incluyan predicciones. Cuando hablamos de poder predecir, es que nos permitimos extrapolar esta información a nuevas muestras, es decir, vamos a partir con muestras que son conocidas, vamos a extraer los lípidos y después todo el análisis va a ser con aprendizaje de máquinas. Esto nos va a permitir entrenar a nuestros modelos, obteniendo un patrón predictivo para nuevas muestras con un alto nivel de precisión. Cuando le agregamos la veta de la inteligencia artificial es cuando podemos hablar de detección y diagnóstico», destacó la Dra. López.

La investigadora, recalcó que el estudio adquiere mucha importancia en el actual contexto epidemiológico de la Región del Maulé y del país, donde el cáncer ha pasado a ser la primera causa de muerte en la población. «El cáncer es una enfermedad que afecta en todo sentido, porque, además, es de alto costo y muchas veces se diagnostica de manera tardía. La idea es que, si uno pesquisa y logra obtener más temprano biomarcadores en las enfermedades, sobre todo en cáncer, se puede tener herramientas para hacer exámenes de rutina. Si esto lo pensamos a algunos años más donde se tenga toda una base de información, simplemente se podrían hacer exámenes de rutina dentro de un hospital o Cestarn que partan con la saliva de los pacientes y con un kit rápido se tenga en 15 minutos un resultado. El objetivo es que en algún minuto podamos llegar a tener tecnologías que permitan diagnosticar de manera temprana y, a la vez, más rápida y con bajo costo», señaló la Dra. López.

En este sentido, la profesional destacó que la inteligencia artificial está en diferentes cosas que nos rodean y, en este caso, subrayó que con esta arista del conocimiento se puede contribuir a una mejor prestación de servicios, a tener una mejor y más personalizada salud, y a mejorar la detección de enfermedades.

 

Información: Diario El Centro de Talca.

Menú
Open chat
X