La decisión británica de abandonar la Unión Europea es un proceso en curso que ha derivado en un gran sentimiento de incertidumbre sobre la futura relación entre el Reino Unidos y sus socios europeos. Al parecer el Brexit no solo está pesando sobre la economía o la política, sino que también sobre los hogares y los sentimientos y decisiones más personales.

En este escenario, entender el complejo mundo de las emociones, que hoy podemos evidenciar en diversos espacios de opinión y debate, especialmente virtuales, constituye un interesante desafío que vale la pena atender y profundizar, dado que genera una inmensa cantidad de mensajes e interacciones, como es el caso del proceso británico en cuestión.

“La idea de analizar las emociones en las redes sociales nace desde la lógica de entenderlas como una nueva forma de participación política, por tanto, como una nueva forma de comunicación y organización de los ciudadanos”, nos explica Stefanie Niklander, académica investigadora de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma de Chile, cuyas principales áreas de estudio son la representación social, medios de comunicación, redes sociales y género.

“Computación Emocional y Análisis del Discurso: un estudio de caso sobre Brexit en Twitter”, es el nombre del artículo realizado por la investigadora y periodista PUCV, Máster en Lenguaje y Lengua, y Doctor (c) en Estudios Hispánicos por la Universidad de Nantes, Francia.

“Se elige esta red social en particular debido a que fue creada como un espacio de discusión pública, donde todos aquellos que quieren acceder puedan hacerlo y donde la gran mayoría de los mensajes son compartidos de manera pública”, resaltó.

Para ello -explicó- se pueden utilizar algoritmos computacionales que han sido desarrollados por otros investigadores. “Se utiliza la herramienta informática de análisis de sentimiento, como una primera aproximación para analizar un número significativo de tweets. Esta herramienta nos entrega información valiosa, en el sentido que los califica dentro de una escala de mensajes positivos y negativos. Sin embargo, esta herramienta sólo nos sirve para tener una aproximación, ya que después es necesario el análisis manual de la información recogida”, precisó.

En esa línea, destacó que “contar con esta y otras herramientas de investigación científica para tener acceso a las emociones de las personas, nos permite básicamente descifrar los mensajes, logrando la emergencia del sentido latente y, por lo tanto, des-ocultando lo no aparente de todo mensaje”.

Asimismo, luego de obtener esta información es posible formular inferencias, a partir de los datos recogidos, y proporcionar nuevos conocimientos a partir de los datos visibilizados, concluyó.

Menú
Open chat
X