Dr. Sebastián Bozzo. Decano Facultad Derecho U. Autónoma

¿Quiénes son los ingenieros legales? Son aquellos abogados que trabajan con las nuevas tecnologías gracias a sus conocimientos informáticos. De esta forma, pueden diseñar productos tecnológicos y eventualmente desarrollarlos para así ofrecer servicios jurídicos a través de plataformas digitales.  Además, están capacitados para redactar, leer y comprender un contrato inteligente. Dichos contratos ya no se redactan en el lenguaje tradicional (palabras) sino que utilizan códigos (programación) para definir un acuerdo que crea derechos y obligaciones para las partes. De esta manera, los ingenieros legales están capacitados para escribir dichos contratos, conociendo los efectos jurídicos que estos producirán para las partes.

Los ingenieros legales podrán integrarse de mejor forma al nuevo mundo de los servicios jurídicos ofrecidos a través de plataformas digitales. Un claro ejemplo de esto último es una plataforma lanzada hace unos meses, https://legalnodes.org/  Dicha empresa creo un servicio en línea que proporciona a los empresarios un acceso a una red global de “nodos legales”: abogados competentes en tecnología de todo el mundo, desde los cuales las empresas pueden “extraer” información relevante para resolver aquellas cuestiones jurídicas más complejas.

Así, los ingenieros legales están al servicio del cliente desde cualquier parte del mundo, gracias a que prestan servicios de forma digital, resolviendo el problema consultado a través de la utilización de contratos inteligentes.

El ingeniero legal no solo contribuirá al desarrollo de la automatización de los servicios legales mediante la creación de robots de Inteligencia Artificial, algoritmos de aprendizaje automático para la automatización de contratos legales, sino que también serán parte del engranaje que permitirá automatizar la interfaz de consumo de servicios legales, mejorando así el acceso a la justicia de miles de consumidores.

La automatización es ya una realidad y más pronto que tarde, cientos de miles de empresas y consumidores accederán a servicios legales ofrecidos por plataformas 100% automatizadas. En este nuevo escenario, las Facultades de Derecho, deben unir fuerzas con otras disciplinas como la Ingeniería, pues es necesario que se logre entregar competencias que faciliten la adaptación de nuestros estudiantes a la revolución tecnológica que nuestra sociedad está atravesando. En este campo, debemos ser capaces no sólo de formar abogados, sino que necesariamente bajo esta nueva realidad ingenieros legales.

Dr. Sebastián Bozzo.

Decano Facultad Derecho Universidad Autónoma de Chile

Fuente: La Tercera

Menú
Open chat
X