Índice de Confianza Empresarial del Maule se mantiene en nivel levemente optimista

El Índice de Confianza Empresarial (ICE) del Maule se ubicó en el mes de agosto nuevamente en un nivel “levemente optimista” tal como ocurrió en el julio, mismo nivel que alcanzó en un horizonte mayor de tiempo al pasar de “neutral” a dicha categoría considerando el promedio móvil trimestral del indicador.

Los resultados del índice, que elabora la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile con metodología de la Universidad del Desarrollo y con apoyo de la Asociación de Industriales del Centro (ASICENT), muestran que en dos de los cinco principales sectores la confianza regional mostró un incremento. En Construcción aumentó un nivel, desde “moderadamente optimista” a “optimista” y en Comercio subió un nivel desde “levemente optimista” hasta “moderadamente optimista”, mientras que la confianza en los sectores Industrial, Agrícola y Financiero se mantuvo respecto del mes previo, ubicándose en los tres sectores en nivel “levemente optimista”.

La Vicedecana de la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, Mg. Jennifer Rivera, subrayó que este mayor nivel de optimismo responde al desempeño de la economía nacional. “Estamos observando efectivamente, desde hace algunos meses, una suerte de reactivación, ligada justamente al control de la pandemia, sobre los casos y la pesquisa de estos, así como también sobre las proyecciones que se han ido haciendo respecto del crecimiento para el cierre de este año 2021 que ya está instalado en torno a los dos dígitos, algunos economistas hablan de 10,5%, otros sobre el 10%, lo cual, sin duda, son buenas noticias en materia de expansión económica. También asociado a lo que ha sido el fenómeno que hemos visto en términos de la inyección de recursos a la economía a través de transferencias directas como el IFE, subsidios y otros apoyos estatales que han venido a inyectar liquidez al mercado, permitiendo a las familias desarrollar niveles de consumo mayores, sobre todo en bienes durables, que es lo que las estadísticas muestras, así como la disminución en las tasas de morosidad y cancelación de compromisos pendientes con casas comerciales e instituciones financieras”, indicó Rivera.

Asimismo, el informe sobre el ICE Maule indicó que la inflación proyectada para 2021 mostró un incremento, presionada principalmente por el mayor dinamismo de la economía. Al respecto, la Vicedecana de la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile en Talca hay una “lectura interesante que dice relación con las presiones inflacionarias que justamente este fenómeno de la inyección de liquidez está generando. De hecho, hoy se debate el famoso cuarto retiro y el impacto que esto podría llegar a tener en las tasas de interés, ya no solo en las de largo plazo, que ya están impactadas, sino que también en las tasas de corto plazo, a lo que se suma la trayectoria alcista que ha venido mostrando la divisa norteamericana en donde claramente estamos observando que a pesar del crecimiento que estamos viendo, el peso chileno sigue una trayectoria de debilitamiento respecto del dólar americano. Esto nos indica que hay que empezar a tomar con cierta cautela lo que está ocurriendo en el mercado desde el punto de vista de la expansión del consumo. En el fondo, nos permite pensar que efectivamente este año debiera mejorar la condición de confianza, pero los distintos fenómenos que se vayan generando a lo largo del tiempo van a ir, de alguna manera, internalizándose en ella y, por tanto, podría en algún momento a lo mejor tener alguna trayectoria un poco más conservadora. Por ahora, la confianza ha ido avanzando en términos de optimismo, lo cual es consistente con los resultados de la economía nacional”, concluyó la académica.

 

CAUSAS

El informe explicó que el avance del ICE Construcción de la región desde “moderadamente optimista” hasta “optimista” obedeció principalmente a una posición más optimista respecto del precio de venta y situación global de la economía para los próximos tres meses. Por su parte, Comercio, avanzó desde “levemente optimista” hasta “moderadamente optimista” debido a una posición más favorable sobre la posición general del negocio en los siguientes tres meses.

Industria, que mantuvo la confianza en “levemente optimista”, observó un mayor optimismo respecto de la evolución del negocio en los últimos tres meses, que fue contrarrestado por un mayor pesimismo sobre la inversión planificada para los siguientes tres meses.

Finalmente, en el sector Agrícola, que mantuvo la confianza en “levemente optimista”, se observó una posición más favorable sobre el precio de sus productos en los próximos tres meses, contrarrestado por una menos favorable en la relativa a la situación del negocio esperada en el mismo período.

 

PERCEPCIONES AL ALZA

Respecto de las percepciones, el informe señaló que dos de las seis principales mostraron un incremento de confianza en el mes de agosto. La relativa a la Demanda nacional avanzó dos niveles desde “levemente optimista” hasta “optimista”, mientras que la relativa al Número de trabajadores a contratar aumentó un nivel desde “leventemente optimista” hasta “moderadamente optimista”. En tanto, las percepciones sobre la Situación del negocio y la Situación de la economía se mantuvieron en “moderadamente optimista” y “levemente optimista”, respectivamente. Por su parte, las percepciones sobre la Evolución del precio de los insumos y Niveles de inventarios retrocedieron un nivel en el mes. La primera desde “levemente optimista” hasta “neutral” y la segunda desde “moderadamente optimista” hasta “levemente optimista”.

Menú
Open chat
X