El Índice de Confianza Empresarial de la Región del Maule (ICE Maule) del mes de septiembre, se mantuvo en nivel “pesimista”, con una ligera variación positiva (+2 puntos). Al valorar el desempeño del indicador en el trimestre móvil junio-agosto, se aprecian leves señales de mejora, dado su avance de “muy pesimista” a “pesimista”.

Para la Decana (I) de Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile, Mg. Jennifer Rivera Arroyo, se trata de “señales tibias de mejora en las perspectivas de los empresarios maulinos”.

El ICE regional, medido por la referida facultad en su sede Talca, con metodología de la Universidad del Desarrollo e información de la Asociación de Industriales del Centro (Asicent), determina que, si bien la confianza de los sectores se mantiene en nivel “pesimista”, su performance muestra evolución en los sectores Construcción y Financiero, pasando de “muy pesimista” a “pesimista”. En las actividades Industria, Agrícola y Comercio, se mantuvo el rango “pesimista” del mes anterior.

Las principales percepciones desagregadas del indicador, igualmente, muestran mejoras. La “Posición de Inventarios” pasa desde “muy pesimista” a “levemente pesimista” (+26 puntos), la “Demanda Nacional” avanza de “extremadamente pesimista” a “pesimista” (+14 puntos) y la “Demanda de Trabajadores” se atenúa pasando de “pesimista” a “moderadamente pesimista” (+11 puntos).

Se destaca que todas las percepciones se han visto notoriamente afectadas durante el período de pandemia. “Aunque con matices, esto se viene observando desde el Estallido Social de octubre de 2019”, comenta la Decana, para quien el índice es coherente con el comportamiento de estimaciones económicas como el Indicador Mensual de Actividad Económica (IMACEC) y proyecciones de crecimiento expuestas por instituciones y especialistas, aún cuando en agosto se observó una caída del 11,3%, no esperada por los analistas ni el mercado.

En este sentido, Rivera explica que con en el tercer trimestre del año se ha observado un leve aumento en el optimismo para las proyecciones relacionadas con el crecimiento de la economía nacional, lo que ubica la expectativa del Producto Interno Bruto (PIB) anual dentro de un rango de entre -5% y -6,5%, cifras que están directamente vinculadas con los procesos de desconfinamiento aplicados en comunas y ciudades de Chile.

“Esto da esperanzas a los distintos actores de la economía, respecto a que la actividad irá incrementándose poco a poco y con esto comenzará a movilizarse todo el engranaje productivo”, señala.

En materia de empleo, para el último trimestre de 2020, se espera que las cifras muestren tibias mejoras, “lo que también debiera observarse en la percepción de los empresarios, en función de los escenarios que se barajen para el desempeño de la economía al cerrar el año y las proyecciones para el 2021”.

 

PERCEPCIONES

Es de destacar del ICE Maule que las percepciones “Situación del Negocio” y “Situación de la Economía” se mantuvieron en los rangos mostrados en agosto, “muy pesimista” y “pesimista”, respectivamente, mientras que “Precios de Insumos”, fue la única percepción que mostró caída, al retroceder (-10 puntos) desde “moderadamente pesimista” a “pesimista”, variación atribuida mayormente al sector Construcción.

Entre varias proyecciones se espera, por tanto, aumento en costos a tres meses.

 

ICE NACIONAL

A propósito de observar la referencia nacional, la confianza de los empresarios mostró avances, pasando de “moderadamente pesimista” a “levemente pesimista”.

Al analizarla por sectores, se conoce que la Industria aumentó su rango desde “pesimista” a “levemente pesimista”, mientras que Agrícola y Financiero, igualmente mejoraron desde “muy pesimista” hasta “pesimista”.

Asimismo, el empresariado nacional de la Construcción avanzó en su percepción de confianza desde “moderadamente pesimista” a “neutral”. Misma mejora registró el rubro Comercio.

Al comparar el ICE Maule con el nacional, se observa que confianzas de los empresarios regionales de los sectores Industria, Construcción y Comercio se muestran disminuidas con respecto a percepción país.

 

CAMBIOS SUSTANTIVOS

Para la analista, no se pueden suponer cambios sustantivos, por lo cual la muestra de tibias mejoras merece ser valorada. “No se puede esperar que pasemos del pesimismo al optimismo de un mes a otro… Yo creo que esto será paulatino y responderá a la evolución de la pandemia y los rebrotes, así como también de la crisis socioeconómica actual”.

Es de acotar que la tasa de desempleo nacional durante el trimestre móvil junio-agosto se ubicó en 12,9%, mientras que la regional fue de 10,8%, como reflejo de los impactos ocasionados por la pandemia por COVID-19.

Menú
Open chat
X