Por primera vez desde que se comenzó a registrar, en mayo de 2018, el Índice de Confianza Empresarial (ICE) del Maule se ubicó en julio de este año en un nivel pesimista, confirmando la baja que ha venido registrando el indicador en los últimos meses.

Este índice es elaborado por la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile con el apoyo metodológico de la Universidad del Desarrollo y la participación de los socios de la Asociación de Industriales del Centro (ASICENT) y de otros sectores productivos quienes responden una encuesta mensual que da cuenta de la percepción del empresariado sobre la marcha de la economía regional y nacional.

De esta forma, el mes pasado la confianza empresarial se trasladó a terreno pesimista ubicándose en un nivel “levemente pesimista” (-5 puntos respecto del mes anterior), mientras que, en un horizonte de mayor plazo, el promedio móvil trimestral del indicador se mantuvo en “neutral”.

Según señala el informe, en julio los sectores Industria y Comercio registraron una caída en el nivel de confianza. Mientras Industria retrocedió desde “neutral” a “levemente pesimista” (-12 puntos), Comercio lo hizo desde “levemente optimista” a “neutral” (-10 puntos). Por su parte, los sectores Agrícola y Financiero mantuvieron su confianza en nivel “levemente pesimista”, y el sector Construcción, al igual que en el mes previo, se ubicó en nivel “levemente optimista”.

A nivel de percepciones, el estudio de la Universidad Autónoma de Chile señala que en dos de las seis principales áreas se observó un retroceso, en una un incremento y en las tres restantes se mantuvo la confianza. Así, destacó en julio el mayor pesimismo en la percepción sobre los niveles de inventario, que retrocedió dos posiciones, desde “levemente optimista” a “levemente pesimista” (-16 puntos) y la relativa a la demanda nacional que cayó un nivel, desde “neutral” a “levemente pesimista” (-11 puntos), mientras que la percepción relativa al número de trabajadores avanzó un nivel desde “neutral” a “levemente optimista” (+4 puntos), y las relativas a las proyecciones de la economía, del negocio y del precio de los insumos, se ubicaron, al igual que en junio, en nivel “neutral”.

 

RAZONES

De acuerdo a lo señalado en el informe, el mayor pesimismo observado en Industria se generó principalmente por una menor confianza respecto a la demanda nacional, mundial y los niveles de inventario. Comercio, por su parte, retrocedió debido a un mayor pesimismo sobre la demanda mundial y la situación general en el sector en los próximos tres meses.

Por su parte, en el sector Financiero, que mantuvo su nivel de confianza, aumentó el optimismo respecto de la situación general de la economía y del negocio en los próximos tres meses, aunque retrocedió su percepción respecto de la demanda nacional. En el sector Agrícola, en tanto, se observó un mayor pesimismo respecto de la demanda mundial, contrarrestado por un mayor optimismo respecto de la situación general del sector económico en los próximos tres meses.

Asimismo, se indicó que el incremento en el pesimismo de la percepción sobre la demanda nacional se generó en los sectores Agrícola, Industrial y Financiero; niveles de inventario retrocedió presionado principalmente por el sector Industrial y, en menor medida, por Comercio. Y el avance en la percepción respecto del número de trabajadores a contratar se dio principalmente en los sectores Comercio y Construcción.

Finalmente, el estudio destacó que el ICE Nacional se ubicó, en julio, en “neutral”, un nivel por sobre el resultado del ICE Regional. Por sectores, esta diferencia solo se observó en Comercio, registrando la confianza nacional un nivel “levemente optimista”, una posición sobre el “neutral” del regional, y en el resto de los sectores no hubo diferencia entre las percepciones nacionales y regionales, siendo ellas “levemente pesimista” para Industria, Finanzas y Agrícola, y “levemente optimista” para Construcción.

Menú
Open chat
X