Un importante hito se vivió esta semana en el auditorio Juan Pablo Laporte, luego que los estudiantes de Odontología fueran investidos y dieran inicio a una nueva etapa en su carrera como futuros profesionales.

Según explicó Anna María Botto, directora de carrera, esta ceremonia marca el cierre de un ciclo de ciencias básicas y preclínicas  y da el paso hacia un periodo netamente clínico donde el trabajo con pacientes será directo.

“En estos dos últimos años ellos se forman como cirujanos dentistas, para después en sexto año ir al internado que es en un campo laboral donde no son evaluados por docentes dentistas de la universidad”.

La ceremonia de investidura es una instancia de suma relevancia para el cuerpo académico de la carrera de Odontología, ya que es el momento en que se tiene el contacto con las familias de los estudiantes para mostrar lo que hacen y lo que se quiere lograr.

“Se les recalca la responsabilidad social que deben tener con los pacientes, el compromiso ético que deben tener con la sociedad. Los egresados han sido muy bien recibidos por su entorno y como bien mencionaba la directora, tenemos una taza de empleabilidad del 95% que es sumamente alta”, agregó Rodrigo Fernández, cirujano dentista y académico de la Autónoma.

Como es tradición se premió al alumno que obtuvo mayor puntaje académico, reconocimiento que fue otorgado a Sofía Fuentes, quien reconoció estar “bastante sorprendida, el año pasado igual gané premio por mi nota, pero no pensé que me iba a repetir el plato por decirlo de alguna forma. Es bastante gratificante que haya un reconocimiento en base al esfuerzo que uno hace”.

 

 

Menú
Open chat
X