Un total de 80 estudiantes de Medicina de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, inició su período de internado en los hospitales de Linares y Parral en la Región del Maulé, y San Bernardo en la Región Metropolitana, recintos que funcionan como campos clínicos de la institución, dando paso a la práctica profesional asistida que durará un período de dos años para este grupo.

Los internos fueron recibidos en una emotiva ceremonia en el Hospital de Linares, por las autoridades hospitalarias y de la universidad, quienes destacaron que esta es una de las etapas más importantes en la formación de los médicos tanto desde el punto de vista académico como vivencial, ya que experimentarán la relación hospitalaria médico paciente.

La directora de la carrera, Dra. Patricia León señaló que «uno de los principales desafíos es que los estudiantes van a rotar por distintos establecimientos de la región y van a conocer cuál es la realidad de atención del paciente en la red desde la atención primaria hasta un hospital de alta complejidad como el caso de Linares. Sentimos que nuestros estudiantes están preparados para hacerlo y además, contamos con un equipo que va a estar acá acompañándolos en todo este proceso. La Universidad Autónoma ha hecho esfuerzos importantes para fortalecer la carrera de Medicina, y una prueba de ello es que contamos con un centro docente que da acogida a los estudiantes en la ciudad de Linares, así que esperamos que ellos cumplan muy bien su labor».

La directiva indicó que 50 de estos internos realizarán su labor en el Hospital de Linares como campo clínico principal, y el resto se dirigirá a los recintos de Parral y San Bernardo para desde allí realizar su aporte a las comunidades locales. De hecho, el tema es muy relevante en la capital provincial, ciudad que está proyectando la construcción de un nuevo recinto asistencial donde muchos de estos internos podrán tener cabida a futuro.

«Este año hemos tenido un aumento significativo de alumnos de sexto año que ingresan a nuestro hospital. Esto nos ayuda bastante en términos de que vamos a tener colaboradores con nuestros médicos y también es un aprendizaje continuo para nuestros docentes guías y para los alumnos. Es un desafío enorme que también nos obliga a nosotros como hospital a trabajar cada día más fuerte para poder avanzar y entregar conocimientos frescos que le sirvan a los futuros médicos. Además, esta es una inversión a futuro que realiza el hospital, ya que esperamos que muchos de los alumnos que están acá vuelvan a trabajar con nosotros en el futuro», destacó el director del Hospital de Linares, Dr. Nolasco Pérez.

Y eso lo entienden los futuros médicos, que junto con valorar el inicio de este período de práctica en los recintos asistenciales, también están conscientes de la necesidad de dejar el sello característico de la formación universitaria entregada en la U. Autónoma.

«La universidad nos ha apoyado bastante, tenemos muy buenos docentes y este es el último esfuerzo y estamos todos preparados. La expectativa igual es alta, ya que no vinimos solamente a desarrollarnos en lo académico, venimos también por el tema personal y humano. Tenemos ganas de darle una buena atención a los pacientes y de dejar un sello, una marca distinta», dijo el interno Rodrigo Dueñas.

De esta manera, se da inicio a un período de formación importante para los estudiantes de Medicina, pero también un espacio donde la salud de la región se ve fortalecida con el trabajo que realiza la institución de educación superior.

 

Información: Diario El Centro de Talca.

Menú
Open chat
X