En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Voz, la carrera de Fonoaudiología se hizo presente en la Plaza de Armas de la ciudad de Talca con el objetivo de dar a conocer a la comunidad una serie de recomendaciones para el cuidado de las cuerdas vocales y así evitar problemas específicos como disfonía, nódulos e incluso cáncer.

La docente a cargo de la actividad, Valeria Valdebenito, manifestó que es muy necesario que la población en general conozca esta problemática y así poder prevenir enfermedades ligadas al uso de la voz. “Nosotros tenemos varios profesionales con los que trabajamos, principalmente profesores, abogados, locutores, cantantes, que por un mal manejo y cuidado de la voz llegan a patologías de nivel orgánica, es decir, nódulos vocales o hemorragia, que son invalidantes a nivel comunicacional y también en el área laboral. La idea de la carrera de Fonoaudiología de la Universidad Autónoma de Chile es ayudar y mostrar a la población medidas para prevenir este tipo de alteraciones y no tener que llegar a una cirugía”, afirmó la profesional.

De esta manera, un equipo de trabajo de la especialidad de Fonoaudiología, compuesto por docentes y estudiantes, trabajó con las personas que se acercaron al stand que la Universidad Autónoma de Chile dispuso en la Plazas de Armas. Fue el caso de Ana Luisa Contreras, quien padece de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), recibiendo asesoría de la casa de estudios superiores. “Para mí que sufro de EPOC, debido al consumo de cigarrillos, es muy importante porque había cosas que ignoro. Nosotros como adultos mayores pensamos que los fonoaudiólogos son para los niños, pero no es así. Me parece muy bien la ayuda de los estudiantes, porque al menos uno disipa las dudas, se va más informada y sabe como actuar cuando hay un problema de respiración. Ahora me voy tranquila porque puedo hacerme un examen que tenía pendiente por no conocer algunas características de mi enfermedad”, explicó Contreras.

La docente universitaria, Valeria Valdebenito, explicó que es imprescindible que la población maneje estrategias para el cuidado de su aparato fonador, sobre todo pensando que hay pocas estadísticas que den cuenta de la magnitud de la problemática por el mal uso de la voz. En ese sentido, la profesional entregó algunas recomendaciones que se deben considerar diariamente. “Lo primero es la hidratación, en las mujeres se recomienda 2,2 litros de agua diaria y en los hombres 3 litros. Pedimos también que cuiden su postura al hablar, porque cuando yo cambio mi postura, cambia la posición de mi laringe, entonces las personas hablan con tensión. Que cuiden la acústica, que se humidifiquen las cuerdas vocales y que se privilegie la hidratación directa por vaporizadores que se puede realizar de forma periódica”, finalizó Valdebenito.

 

Menú
Open chat
X